Asaja Andalucía hace repaso de la actualidad agraria

La campaña de presentación de solicitudes para las ayudas de la PAC, que se ha prorrogado hasta el 15 de mayo, el incremento de los costes de producción -especialmente de los abonos y las tarifas eléctricas- y la proliferación de robos en el campo, pese al trabajo de los grupos ROCA de la Guardia Civil, fueron algunos de los temas tratados en la Asamblea General que Asaja-Andalucía ha celebrado en el Centro Guadiamar que gestiona Asaja-Sevilla en Huévar del Aljarafe.

Además de la preocupación por los efectos de la sequía, en la reunión se abordaron también aspectos como la continua reducción de la lista de fitosanitarios permitidos para proteger los cultivos, la necesidad de garantizar el suministro de agua en todos los sectores y comarcas, los acuerdos comerciales con terceros países, la apuesta decidida por el relevo generacional y la eliminación del impuesto de Sucesiones en Andalucía.

El presidente de Asaja-Andalucía, Ricardo Serra, aprovechó la ocasión para instar a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España a trabajar conjuntamente para facilitar la actividad de los agricultores y ganaderos y a plantear una regulación racional de esta actividad, que en los últimos años se ha visto lastrada por un superávit regulatorio y normativo de muy difícil cumplimiento para los agricultores.

El presidente de Asaja-Andalucía animó también a todos los agricultores y ganaderos a responder a la encuesta pública sobre la nueva Política Agrícola Comunitaria planteada por la Comisión Europea y que servirá de base para plantear la futura reforma.

Por su parte, el secretario general de Asaja-Andalucía, Cristóbal Cantos, aludió a los problemas generados por el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) a los ganaderos andaluces y mostró su confianza en que el reglamento Omnibus, que se debate en este semestre en Bruselas, admita una definición de los pastos acorde con la realidad de las dehesas, el monte y el campo de la Península Ibérica, ya que el sistema que actualmente se está aplicando no hace justicia a la realidad de las dehesas y de la ganadería que en ella se cría, y perjudica a los ganaderos y al mantenimiento del ecosistema.

Asimismo, la asamblea general ordinaria de la asociación ha aprobado las cuentas anuales y el balance de gestión del ejercicio de 2016, un año en el que, tal como puso de manifiesto el director de Asaja-Andalucía, Vicente Pérez, la primera organización agraria del campo andaluz ha estado muy pendiente de la reforma de la PAC, el desarrollo de la Ley de la Dehesa, los problemas de la seguridad rural, la nueva normativa de pagos de la PAC, el Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP), la Ley de Senderos, que debe garantizar la prioridad de los usos agrarios de los caminos públicos, y la Ley de la Agricultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios