la opinión invitada

Diversificar cultivos marinos

  • La 'spin off' de Granada iMare Natural trabaja en biotecnología y gastronomía

Logran organismos aplicables a múltiples sectores industriales Logran organismos aplicables a múltiples sectores industriales

Logran organismos aplicables a múltiples sectores industriales

La empresa iMare Natural S. L. es una spin off de la Universidad de Granada que trabaja en la cría y reproducción de especies marinas, con el firme reto de conseguir una diversificación de los cultivos marinos tan necesaria en el sector acuícola, gracias a cultivos alternativos a los ya tradicionales (dorada, lubina, rodaballo y salmónidos).

Trabajamos bajo dos líneas fundamentales: la gastronómica y la biotecnología. En la primera ofrecemos al mercado productos gourmet mediante la comercialización de productos delicatessen como la ortiguilla de mar, el espárrago de Mar y las holoturias. Lo destacable de nuestro proceso productivo es que cultivamos las especies citadas con una tecnología limpia y responsable con el medio, gracias a la utilización de nuevas e innovadoras técnicas naturales en acuicultura integrada, que garantizan la conservación del medio marino y de sus especies, muchas de las cuales se encuentran en peligro de conservación por la sobreexplotación y el furtivismo.

Usamos innovadoras técnicas naturales que garantizan la conservación del medio

En la línea biotecnológica trabajamos el cultivo de invertebrados marinos, sobre todo los de ecosistemas mesofóticos, entre 30-100 metros de profundidad, cuyas sustancias bioactivas asociadas puedan tener aplicaciones interesantes en medicina y farmacología, como compuestos nutraceúticos o cosméticos en la lucha contra el envejecimiento celular. Aportamos así nuestro pequeño grano de arena en la lucha contra enfermedades como el cáncer, o neurodegenerativas como el alzhéimer o el párkinson.

Esta última línea de trabajo se desarrolla gracias a nuestra participación en el proyecto H2020 llamado Tascmar, acrónimo de Herramientas y estrategias para acceder a compuestos bioactivos originales de cultivo de invertebrados marinos y simbiontes asociadas. iMare es el único representante español de un consorcio multidisciplinar de 13 socios europeos , con una duración de cuatro años, hasta marzo de 2019, y una dotación de 6,8 millones de financiación europea.

Los ecosistemas marinos se caracterizan por interacciones y parámetros físicoquímicos complejos. Los organismos marinos desarrollan respuestas adaptativas, que en muchas ocasiones suponen una respuesta química para la supervivencia. Adquieren diferentes mecanismos de interacción y cooperación para asegurar los nutrientes, para defenderse de los depredadores y competidores y para crecer o multiplicarse. En esta lucha por la vida, los organismos marinos producen una gran diversidad de compuestos químicos y bioquímicos que pueden tener aplicaciones en muchos sectores industriales.

Haciendo un repaso de productos podemos empezar por la ortiguilla de mar. Su importancia radica en su alta calidad nutricional, que sin aportar apenas calorías tiene componentes esenciales para nuestra salud. Es considerada una de las más abundantes fuentes naturales de proteínas y ácidos grasos esenciales, como el omega 3. Se explota principalmente en la costa andaluza, pero está tomando cada vez más presencia en otros mercados, produciendo una satisfacción de la demanda actual del mercado que conlleva un notable declive y peligro de las poblaciones del litoral andaluz por la aparición de furtivos y la sobreexplotación.

El espárrago de mar es una planta halófita, asociada a suelos salinos y que por tanto soporta el riego con agua de mar. Esta característica tiene un impacto ambiental muy positivo, ya que evita la desertificación y permite desarrollar zonas que hasta el momento estaban consideradas como no aptas para el desarrollo de ningún cultivo.

La holoturia es una especie muy valorada en nuestro país en la costa catalana y balear, e internacionalmente en los países asiáticos, donde está considerado un manjar con grandes propiedades afrodisíacas. La investigación para el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo de las holoturias son muy esperanzadoras en cuanto a rentabilidad. Además, estas nuevas técnicas medioambientalmente responsables, pues las holoturias también se encuentran amenazadas por la sobreexplotación.

La acuicultura integrada se basa en que los excedentes generados por el cultivo de una especie son reciclados y aprovechados para convertirse en fertilizantes o aportes nutricionales para otra.

En nuestro caso, el excedentario alimenticio del cultivo de las ortiguillas es aprovechado por el Espárrago de mar cuando hacemos recircular el agua saliente del tanque hacia el sustrato de la plantación acuapónica. Además, el agua liberada ya de sales y de materia orgánica tendrá una excelente calidad, haciéndola nuevamente disponible para los tanques o para expulsarla al medio marino.

Del mismo modo, el agua con abundante carga orgánica también será recirculada al tanque con las holoturias, creando unas condiciones perfectas para esta especie. Así se aprovecha al máximo el agua, los excedentes generados por el cultivo y el espacio. Convierte el proceso en un método sustentable para el medio ambiente y, además, incrementa la rentabilidad del proyecto, ya que la producción con este sistema adquiere un valor comercial mayor al ser considerados como "producto ecológico" (libres de químicos como pesticidas, fertilizantes, etc.).

Pretendemos así cumplir tanto con la recomendación de la UE para el programa Horizonte 2020, en términos de protección de la biodiversidad y gestión de los recursos naturales, como con los objetivos específicos de Tascmar, que tiene como finalidad promover una fructífera colaboración entre las instituciones de investigación y la industria en el campo de las moléculas marinas derivadas y sus sustancias bioactivas asociadas.

Contribuimos así a la aplicación de la estrategia de crecimiento azul como apoyo al crecimiento sostenible de los sectores marino y marítimo. Reconocemos la importancia de los mares y océanos como motores de la economía europea por su gran potencial para la innovación y el crecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios