comportamiento de los mercados internacionales

Frutas y hortalizas tocan techo europeo

  • Se reduce el volumen exportado y aumenta el valor

  • El dato total a final de 2016 tiende a ser igual al registrado en 2015 con 12,7 millones de toneladas

La exportación de frutas y hortalizas frescas españolas a Europa bajó un 7% en volumen y creció un 17% en valor. La exportación de frutas y hortalizas frescas españolas a Europa bajó un 7% en volumen y creció un 17% en valor.

La exportación de frutas y hortalizas frescas españolas a Europa bajó un 7% en volumen y creció un 17% en valor. / M. g.

La exportación española de frutas y hortalizas frescas, mayoritariamente procedentes de Andalucía, parece haber tocado techo en el mercado europeo, según los últimos números analizados por Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (Fepex). El último dato considerado corresponde al mes de enero, cuando se registró una caída de las ventas al exterior en volumen, aunque no en valor. Pero la tendencia a la baja suele ser habitual en los primeros meses del año, para después corregirse en torno al verano, por lo que, según las cifras que detallaremos a continuación, se estima que el balance exportador final de este año sea similar al de 2015.

De este modo, las exportaciones hortofrutícolas por grandes áreas geográficas se mantienen sin cambios significativos. Las ventas a Europa, el gran mercado para España, fueron el 96,9% del total; representando la UE el 94,4% del total, los países europeos no comunitarios, el 2,5%, y el resto de áreas geográficas, entre las que se incluye, América, África, y Asia, representaron el 3% del total, según datos del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales, procesados por Fepex.

Europa sigue siendo el gran mercado de la producción hortofrutícola españolaLos cultivos hortofrutícolas absorben el 40% del empleo agrario

La exportación española de frutas y hortalizas frescas a la UE en enero se redujo un 7% en volumen y creció un 17% en valor, con relación al mismo mes de 2016, totalizando 1,1 millones de toneladas y 1.308 millones de euros respectivamente, con un comportamiento curiosamente idéntico al del total exportado al mundo, que ascendió a 1,2 millones de toneladas (-7%) y 1.385 millones de euros (+17%).

La UE representó el 94,4% del volumen exportado por España en enero y el 94,3% del valor, destacando Alemania con 311.828 toneladas (-6%) y 374,1 millones de euros (+24%), Francia, con 205.103 toneladas (-9%) y 273,7 millones de euros (+11%) y Reino Unido con 151.533 toneladas (-10%) y 175,2 millones de euros (+0%).

La exportación a países europeos no comunitarios registró un descenso del volumen exportado del 11%, totalizando 30.586 toneladas y un crecimiento del valor de 37,3 millones de euros (+4%), destacando Suiza con 16.800 toneladas (-5%) por un valor de 22,8 millones de euros (+15%) y Noruega con 8.459 toneladas por un valor de 10 millones de euros (-16%).

En contra de la tendencia que han seguido las exportaciones de frutas y hortalizas frescas en Europa, los envíos al resto de áreas geográficas registraron un comportamiento positivo, pero además, un crecimiento significativo en volumen pues aumentó en un 15%, y un 16% en valor, ascendiendo a 36.781 toneladas y 40,4 millones de euros, aunque su porcentaje de participación en la exportación española sigue siendo muy minoritario, con un 3% del volumen y del valor total de los envíos.

Los principales destinos dentro de este grupo de países son Canadá, Emiratos Árabes Unidos, Brasil y Arabia Saudí. La exportación a Canadá se situó en 4,2 millones de euros (-33%), a Emiratos Árabes Unidos fue de 4,1 millones de euros, la misma cantidad que en enero de 2016; a Brasil totalizó 2,8 millones de euros (-9%) y a Arabia Saudí 2,5 millones de euros (+11%).

Fepex considera que el comportamiento de la exportación a terceros países "sigue estando marcado por el mantenimiento del veto ruso a las exportaciones comunitarias" y advierte que la consolidación de mercados alternativos "es un proceso largo y costoso, sin que se hayan alcanzado volúmenes y valores equivalentes".

La climatología adversa en toda la Unión Europea ha tenido unas consecuencias especialmente graves en los cultivos de hortalizas al aire libre en el Sureste español, y se ha visto acompañada de cosechas arrasadas en Italia, Grecia y otros países de la cuenca mediterránea.

Ello ha provocado que la producción de hortalizas del conjunto de la UE se haya reducido para una diversidad de productos hortícolas al 60% de su nivel normal, situación que Fepex prevé se mantendrá como mínimo, hasta principios del presente mes de abril para las hortalizas de hoja cultivadas al aire libre, como lechugas, escarolas y espinacas, y que su disponibilidad dependerá de la climatología de febrero y marzo.

Los productores advierten que en el Sureste español la actual situación de la producción "es el resultado de una combinación de sequía en octubre y noviembre, lluvias cuantiosas e inundaciones en diciembre y enero, y de las nevadas y heladas ocurridas en el mes de en enero".

Fepex estima que, como consecuencia de la combinación de los factores mencionados, considerados de fuerza mayor, y del retraso provocado en la realización de nuevas plantaciones, la oferta española para el conjunto de las producciones hortícolas, con diferencias notables según cada una de las especies, se verá reducida en un 30%.

Esta crisis, a juicio de la organización, ha puesto en evidencia que "España se ha confirmado como el proveedor más fiable de Europa en cantidad y calidad, pues mantiene su capacidad para aprovisionar a los mercados europeos a pesar de que se den unas condiciones climáticas adversas".

En estos meses, España es el principal proveedor del mercado europeo con una cuota de mercado que supera el 50% en condiciones de normalidad, y con una exportación que supera las 100.000 toneladas mensuales en varios productos como lechuga, tomate, pepino, pimiento y en un rango comprendido entre 50.000 y 100.000 en otros como las coles, con un volumen de producción mensual estimado del conjunto del sector hortícola en condiciones de normalidad de un millón de toneladas, que se destinan a abastecer principalmente tanto al mercado comunitario como al mercado nacional de hortalizas frescas.

La exportación española de frutas y hortalizas frescas ha mantenido un comportamiento mejor en 2016, con un crecimiento del valor del 4,5% y 9.906 millones de euros, según datos oficiales hasta el mes de octubre, estimando que el año concluya superando los 12.300 millones de euros.

En volumen, el año comenzó con fuertes descensos, cambiando la tendencia desde el mes de agosto, con lo que se prevé que este año cierre con volúmenes similares al techo registrado en 2015, en el que se alcanzó un máximo histórico de 12,7 millones de toneladas.

Las cifras de exportación, unidas a la participación del sector en la agricultura española, que supone ya el 65% de la producción vegetal final y el 39% de la producción final agraria, en la que se incluyen todos los sectores y la ganadería, así como la participación en el empleo agrario, representando más del 40%, reflejan la importancia creciente, tanto social como económica, que tienen en nuestro país los cultivos hortofrutícolas.

La exportación española de flor y planta viva en 2016 creció un 14% con relación a 2015, situándose en 325 millones de euros, según los últimos datos actualizados por la Dirección General de Aduanas, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, procesados por Fepex, manteniendo la evolución positiva de años anteriores.

Dentro de los cuatro subgrupos en los que se divide la exportación de flor y planta viva, crecieron la planta viva, la flor cortada y el follaje, mientras que bajo la exportación de bulbos.

El mayor incremento en 2016 lo ha registrado la planta viva, que representa el 83% del total exportado. Creció un 14% situándose en 271 millones de euros, destacando la planta de exterior, con 106 millones de euros (+27%) y los árboles y arbustos, con 40,5 millones de euros (+10%) mientras que la planta de interior registró un ligero retroceso del 2%, situándose en 51 millones de euros.

Tras la planta viva, el principal capítulo de la exportación española de este sector es la flor cortada, con 38,7 millones de euros, un 12% más que en 2015, destacando el clavel, con 19,6 millones de euros (+4%) y la rosa con 2,6 millones de euros (+12%).

También aumentaron las exportaciones de crisantemo, con 913.993 euros (+31%) y las de gladiolos con 312.683 euros (+77%). La exportación de follaje se incrementó un 21%, totalizando 12,4 millones de euros y la exportación de bulbos bajó un 6%, situándose en 3,1 millones de euros.

Por comunidades autónomas, Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña representaron el 70,5% de la exportación española de flor y planta viva, registrando crecimientos en los tres casos.

Andalucía se sitúa claramente a la cabeza y sus envíos al exterior ascendieron a 84,9 millones de euros (+6%), de los que 54,3 millones de euros correspondieron a planta viva (+2%) y 26,8 millones de euros a flor cortada (+11%). Los de la Comunidad Valenciana fueron de 61,9 millones de euros (+25%), de los que 71 millones de euros correspondieron a planta viva (+25%) y 5,3 millones de euros a flor cortada (+23%). Las exportaciones a Cataluña totalizaron 61,8 millones de euros (+8%), de los que 51,2 millones de euros correspondieron a planta viva y 8,3 millones de euros a flor cortada, con aumentos del 7% y 17% respectivamente.

Castilla y León, Murcia y Galicia también tienen una importante producción de flor y planta viva destinada a la exportación. La exportación de Castilla y León en 2016 totalizó 37,7 millones de euros, sin variación con relación a 2015, de los que 37,6 fueron planta viva (+7%). La exportación de Murcia ascendió a 22,2 millones de euros (+35%), concentrada también en planta viva, con 19,4 millones de euros (+34%) y la exportación de Galicia ascendió a 7,7 millones de euros (+4%), de las que 4,9 millones de euros correspondieron a planta viva y 2,3 millones de euros a flor cortada.

Por países, el 76% de la exportación española se destina a la UE, con 248,1 millones de euros, un 12% más que en 2015.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios