Sevilla

Alertan de los conflictos causados por un enfermo mental en ropa interior en la Borbolla

  • El administrador del edificio Coprose asegura que esta persona está "rondando todo el día" por los alrededores de la Plaza Ruiz de Alda.

Comentarios 1

Un sector de los vecinos del entorno de la avenida de la Borbolla, Felipe II y la barriada de Huerta de la Salud de Sevilla alertó este vierde los conflictos causados por un enfermo mental que desde hace varios días ha molestado, asustado e intentado agredir a varios moradores de la zona, y que la mayor parte de las veces pasea por estas calles en ropa interior.

El administrador del edificio Coprose --uno de los más importantes de la zona--, Arturo Hidalgo, explicó a Europa Press que esta persona está "rondando todo el día" por los alrededores de la Plaza Ruiz de Alda, el apeadero de San Bernardo o las calles Doctor Pedro de Castro y Doctor Gabriel Sánchez de la Cuesta, entre otras, "queriendo pegar a los vecinos".

Hidalgo ejemplificó algunos de los tumultos en el intento de agresión a una mujer embarazada perpetrado anteayer o a el del presidente del edificio que administra, "al que le quiso pegar con un palo". Al parecer, este hombre es conocido de la zona, pues "estuvo aquí hace dos o tres años, desapareció y ahora ha vuelto".

"Debe tener familia en la zona, él mismo dice que hay gente que le baja comida, porque si no, con lo grande que es Sevilla, no se explica que esté siempre por aquí", según el administrador de la finca, que indicó que muchas veces va "a su aire, cantando o chillando, pero al que le diga algo porque va sin ropa, se encara con él".

Es, según los vecinos, un hombre que "molesta" y que llama la atención por el hecho de ir sin apenas ropa por la vía pública. "No es algo agradable", apostillan, indicando que se ha llegado a informar del caso al distrito y a efectivos de la Policía Local.

Este caso tiene un antecedente similar en el de Manuel D.C., más conocido como el 'Loco' de Los Remedios, cuyo ingreso en la Unidad Psiquiátrica del centro penitenciario Sevilla II fue dictado por un juzgado en agosto de 2006, después de que esta persona, que carecía de medios lícitos de vida, utilizara siempre un 'modus operandi' consistente en acercarse de manera sorpresiva a sus víctimas --en su mayoría mujeres-- y abordándolas, golpeándolas fuertemente con las manos, puños y objetos contundentes.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios