Amat niega las acusaciones por corrupción y declina dejar la política

El presidente del PP de Almería y alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat, sigue en sus trece. Negó cualquier posibilidad de que haya una trama de corrupción en el Consistorio que lidera y, por lo tanto, que vaya a dimitir de alguno de sus cargos. Amat afirmó que cuando "decida abandonar" la política lo hará "por la puerta principal y con la cabeza muy levantada".

Amat respondió de esta manera a la interpelación que la portavoz del grupo de IU en la Diputación, María Jesús Amate, realizó ayer durante el transcurso del pleno ordinario de la institución provincial, de la que es presidente, y a las peticiones de dimisión realizadas por los grupos de PSOE e IU en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar.

"No es cierto lo que están diciendo", indicó el líder popular en alusión a las informaciones publicadas en relación a la investigación sobre una presunta trama societaria en torno al Ayuntamiento que se sigue en un juzgado de Roquetas de Mar. Durante su intervención, la portavoz de IU le pidió "responsabilidad política" y apuntó "ante las últimas informaciones aparecidas", que se "está dañando realmente y seriamente la imagen de la provincia pese a las muchas campañas que se hagan para fomentar el turismo".

"Sinceramente y con todo el respeto, lleva muchos años, más que yo, en política y hay veces que uno tiene que plantearse cómo quiere abandonar la política, si por la puerta de delante o si por la puerta de atrás", apostilló Amate, que le reclamó, "por respeto a los ciudadanos almerienses", una "valoración" acerca de que la titular del Juzgado de Instrucción 1 de Roquetas de Mar "haya declarado la presunta trama societaria que está investigando como de gran complejidad y vaya a ampliar el proceso de instrucción a 18 meses". Amat insistió en que "no es cierto lo que están diciendo" y negó, asimismo, que la juez "haya aceptado eso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios