Chaves cree "sin triunfalismo" que la legislatura ha sido brillante

  • El presidente de la Junta resalta el número de leyes aprobadas y la reforma del Estatuto

Un día antes de la firma del decreto de disolución del Parlamento y la convocatoria electoral del próximo 9 de marzo, el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, y candidato socialista de nuevo a la Presidencia de la Junta, calificó ayer la legislatura que acaba de "brillante" aunque, aclaró "sin caer en el triunfalismo".

Chaves viajó ayer a Cádiz para la firma del nuevo hospital de la ciudad, cuya puesta en funcionamiento se prevé en 2012. En el acto, en el que estuvo acompañado por el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y la alcaldesa de la ciudad, Teófila Martínez, agradeció la cooperación de todas las administraciones implicadas en el proyecto tras dos años de negociaciones.

En su balance de legislatura, el presidente andaluz argumentó que durante los cuatro años de gobierno se han aprobado 59 leyes, "la mayoría apoyadas por los partidos del Parlamento" y explicó que "sólo catorce no han contado con el apoyo de los grupos representados".

El presidente de la Junta señaló como eje de la legislatura que está a punto de acabar la aprobación de la reforma del Estatuto, que según él, dotará a Andalucía de "más poder, más autonomía, más dinero y más derecho para los ciudadanos".

El líder andaluz hizo hincapie en el tema económico, que se perfila como uno de los principales temas de debate en la campaña que se avecina, y subrayó que esta legislatura ha colocado a la comunidad autónoma andaluza en "la línea de salida para que en los próximos siete u ocho años Andalucía pueda conseguir una situación de pleno empleo".

El líder socialista explicó que durante los cuatro últimos años Andalucía ha creado mas de 500.000 nuevos empleos, por lo que, explicó, la economía está preparada para "los indicios de desaceleración como los que se están atisbando en estos momentos".

Manuel Chaves calificó también de "lógico" el apoyo expresado por el Gobierno, a través del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, en las acciones legales que emprenderá el Gobierno andaluz contra Gibraltar por los daños ocasionados con motivo del hundimiento del barco chatarrero New Flame. El presidente resaltó que "el hecho de que el Gobierno de Gibraltar en el último momento haya asumido la responsabilidad de retirar el barco, no excluye la responsabilidad que asumió en los meses anteriores de no haber cumplido con sus obligaciones para haber evitado el derrame".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios