Condenan a once miembros de una red que modificaba armas de fuegoUna patera con trece inmigrantes llega a las costas de Tarifa

La Audiencia de Almería ha condenado a penas que van de tres meses a tres años y nueve meses de prisión a once miembros de una red desarticulada en el 2012 en el desarrollo de la denominada Operación Troya, acusadas de manipular, modificar, almacenar y vender armas de fuego en el mercado ilegal.

La Sección Tercera condena a estos procesados por delitos de organización criminal, tenencia ilícita de armas prohibidas, tenencia ilícita de armas, depósito de armas o fabricación de armas no autorizadas, y absuelve a otros dos acusados en esta causa en la que hasta siete personas reconocieron los hechos durante la vista oral.

La sentencia señala que tres hermanos "unidos por un estrecho vínculo familiar" se dedicaron al menos desde septiembre de 2011 hasta enero de 2012 a adquirir armas inutilizadas para modificarlas y hacerlas aptas para disparar proyectiles y que luego vendían en el mercado ilícito. En los registros efectuados en sus viviendas se encontraron diversos proyectiles, piezas de armas y una pistola.

Trece inmigrantes, entre ellos un menor, llegaron ayer a Punta Camarinal, en Tarifa (Cádiz), tras cruzar el Estrecho de Gibraltar en una patera. Según informaron a Efe fuentes de la Guardia Civil, se trata de once subsaharianos y dos marroquíes, que fueron atendidos por la Cruz Roja cuando llegaron a tierra. Entre el grupo de subsaharianos se encuentra el menor y una mujer. Los inmigrantes fueron trasladados a Tarifa y puestos a disposición de la Policía Nacional.

Por otra parte, Salvamento Marítimo indicó que a lo largo de la pasad madrugada buscó tres pateras, de las cuales dos fueron interceptadas finalmente por Marruecos, y la tercera es la que llegó a Tarifa. En la búsqueda participaron tres embarcaciones y el helicóptero Helimer 203.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios