El Consultivo opta por Granada para las nuevas salas penales del TSJA

  • Su presidente, Juan Cano Bueso, alude al acuerdo político en los albores del proceso autonómico

Juan Cano Bueso. Juan Cano Bueso.

Juan Cano Bueso.

Los 23 miembros de la sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que el pasado martes votaron a favor del desplazamiento de las dos nuevas secciones penales de la Sala de lo Civil y Penal a Sevilla y Málaga generaron una tormenta política y social que está lejos de apaciguarse. En la polémica entró ayer el Consejo Consultivo de Andalucía, que aprobó por unanimidad una declaración institucional que insta a que las dos secciones de la sala de apelación penal se creen en Granada.

En la sesión del pasado 18 de abril, la comisión permanente del órgano llegó al acuerdo de solicitar para Granada "la adscripción permanente" de las dos secciones creadas para la resolución de los recursos de apelación que se interpongan contra las sentencias y autos de las audiencias provinciales andaluzas, al igual que las 16 plazas de magistrados que lleva aparejada esta segunda instancia penal. El acuerdo será trasladado al Ministerio de Justicia, al propio Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que es el que tiene la última palabra sobre la creación y ubicación de las dos nuevas secciones penales.

El presidente del Consejo Consultivo, Juan Cano Bueso, recordó además que el acuerdo de la sala de gobierno del TSJA contradice un acuerdo histórico alcanzado por las fuerzas políticas al inicio del proceso autonómico: "Los órganos de carácter político tendrían su sede en Sevilla, y los órganos jurídicos en Granada", en particular el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el propio Consejo Consultivo. En conclusión, según Cano Bueso, el traslado de las sedes de las dos nuevas secciones "equivaldría a vaciar de contenido la sede institucional del TSJA".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios