Cortés ve "inevitable" que su mujer increpase a Del Valle

  • El padre de Mari Luz ve normal que se produzcan "altibajos" en la familia. Agustina Fernández, tía de Juan José Cortés, insiste en que Del Valle "tenía que morir".

Juan José Cortés, el padre de la pequeña Mari Luz cuyo caso se juzga estos días en la Audiencia Provincial de Huelva, ha asegurado este viernes que la reacción de su mujer, Irene Suárez, quien increpó este jueves a Santiago del Valle, presunto autor de la muerte de la niña, cuando éste se montaba en el furgón policial, es "inevitable", así como que es "normal" que existan "altibajos" porque todo está siendo "muy duro".

Juan José Cortés, quien asegura que acudirá esta tarde de nuevo a la Audiencia, ha indicado que están viviendo "una situación difícil" y espera que la familia siga teniendo "la misma fuerza", a la par que ha insistido en que el altercado de este jueves es "normal y no se pudo evitar".

En otro orden de cosas, en cuanto a la nueva sala habilitada por la Junta de Andalucía dentro del Palacio de Justicia para que los familiares estén ahí mientras se celebra el juicio, ha señalado que está "más acondicionada" por lo que ha felicitado a la Administración regional, ya que en un principio se instalaron en el espacio habilitado en el Servicio de Atención a Víctimas en Andalucía (SAVA), pero era muy pequeño, a juicio de la familia.

Otra testigo que ha declarado este viernes, una vecina de la calle Margarita de la barriada del Torrejón, ha asegurado a los periodistas que desde una ventana el día 13 de enero de 2008 por la tarde, sin precisar una hora, "vio cómo salieron niñas corriendo, mientras una de ellas se paró y dijo: esperadme, esperadme" y le pareció la voz de Mari Luz. Respecto a los acusados, ha asegurado que ha sido "muy desagradable" ver a Santiago del Valle, del que ha dicho que lo ve "muy tranquilo, demasiado".

"Es imposible no perder los nervios"

Por otro lado, en declaraciones a los periodistas, Agustina Fernández, tía de Juan José Cortés, ha indicado que es "imposible no perder los nervios porque él (Santiago del Valle) sigue comiendo y bebiendo en la cárcel, pero Mari Luz está muerta".

Juan José Cortés "no se merece lo que está viviendo", ha apuntado Fernández, quien ha asegurado que al juez Rafael Tirado, quien no ejecutó una sentencia de la Audiencia Provincial de Sevilla, que pesaba sobre Santiago del Valle, por abusos sexuales contra su propia hija, "lo tenía que haber metido en la cárcel y tenía que morir él".

Sobre el padre de la menor, ha asegurado que está "fatal, aparenta estar fuerte, pero está hundido, él no puede vivir así y la Justicia tiene que condenarlo porque si no lo hace, qué tipo de justicia hay", se ha preguntado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios