Coves insta a resolver el voto de las parlamentarias durante la baja maternal

  • La Cámara catalana logró la conciliación a través de la delegación del voto de una diputada a otro miembro de su grupo

Una parlamentaria andaluza dará a luz en estos primeros meses de legislatura. No podrá delegar su voto por baja maternal y tendrá que compatibilizar plenos con lactancia. Pero podría ser la última en padecer esta situación. La presidenta del Parlamento andaluz, Fuensanta Coves, tiene previsto impulsar en breve la búsqueda de una fórmula legal que permita subsanar esta situación para diputados madres y padres, y tal vez, también para enfermos.

Coves ya lo dijo al principio de la legislatura, quería tener un papel "más activo" al frente de la Presidencia, y también mostró en su investidura su voluntad de cambiar el Reglamento de la Cámara para corregir este aspecto que quedó olvidado en la reciente reforma de este texto -noviembre 2007 -. La dificultad radica en ver el mecanismo que se adopta porque supondrá esquivar el artículo 79 de la Constitución en el que se recoge que el voto de los diputados es "personal e indelegable".

Para cumplir su compromiso, Coves tiene previsto invitar a los grupos parlamentarios a negociar y ver los mecanismos jurídicos para resolver el conflicto de la maternidad y el cargo público. Y el PSOE tiene voluntad de hacerlo, pero no ahora. Prefieren esperar a ver cómo se resuelve este debate en el Congreso, donde precisamente los socialistas ya han impulsado el estudio de una solución a la, en este caso, conciliación parlamentaria.

No obstante, en esta ocasión, los socialistas andaluces ya han perdido la oportunidad de seguir a la vanguardia de la igualdad, aquella en la que se situaron al lograr el primer ejecutivo paritario del país en el año 2000 y los gobiernos con más mujeres que hombres en las dos legislaturas siguientes. Sin embargo, el Parlament catalán ya tiene resuelta la delegación de voto desde hace dos años.

El reglamento de la cámara catalana recoge en su artículo 84 que "las diputadas que con motivo de una baja por maternidad no puedan cumplir el deber de asistir a los debates y las votaciones del pleno pueden delegar el voto en otro diputado o diputada". La delegación se realiza a través de un escrito dirigido a la Mesa del Parlamento en el que se hacen constar los nombres del que delega y del que recibe la delegación, así como los debates y las votaciones donde debe ejercerse o, en su caso, el período de duración de la delegación.

Y la fórmula ya se ha ensayado. En diciembre del pasado año, la portavoz de Iniciativa per Catanlunya-Verds (ICV), Dolors Carnats, fue madre y delegó su voto en el portavoz de su grupo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios