El crimen de Marta

El Cuco, en su última palabra: "No he hecho nada, era amigo de Marta y no sé dónde está el cuerpo"

  • El juez deja visto para sentencia el juicio, pero suspende el dictado de la sentencia para pronunciarse sobre el recurso de inconstitucionalidad que presentaron los padres de Marta y en el que piden un único juicio para todos los implicados.

Comentarios 22

El Cuco puso ayer punto y final a su juicio de la misma forma en que lo inició: negando su participación e insistiendo en que no sabe dónde está el cuerpo de Marta del Castillo. El menor, que ahora tiene ya 17 años, utilizó el derecho a última palabra que se concede a los acusados en un juicio para reiterar su inocencia. “Yo no he hecho nada, era amigo de Marta y también estoy sufriendo por ella. No he dicho dónde está el cuerpo porque no lo sé”, son las palabras que el Cuco pronunció ante el juez de Menores, según explicaron a los periodistas los abogados presentes en la sala.

En su última intervención antes de que el juez dejara el caso visto para sentencia, el menor explicó que ha recibido “muchas presiones” y quiso aclarar que si en algún momento de la vista oral pudo parecer que se mostraba “frío” en realidad lo que ocurría es que “está tranquilo”. El menor hizo hincapié en que “después de todas las presiones” que según asegura ha recibido no sabe dónde está el cuerpo de Marta porque, de haber conocido el paradero, “lo habría dicho”, según manifestó su abogado defensor, Fernando de Pablo.

Tras el derecho a la última palabra del Cuco, el juez de Menores Alejandro Vián dejó el caso visto para sentencia, pero suspendió el plazo para dictarla mientras se pronuncia sobre el recurso de inconstitucionalidad planteado por los padres de Marta, que pidieron al inicio de la vista oral que se suspendiera el proceso para celebrar un único juicio contra el menor y contra los otros cuatro adultos imputados: el asesino confeso, Miguel Carcaño, su hermano, Javier Delgado, la novia de éste, María García, y  Samuel Benítez.

El juez ha abierto, en concreto, un plazo de diez días hábiles para que el fiscal y la defensa del Cuco realicen sus alegaciones a la cuestión de inconstitucionalidad planteada por la acusación particular, y una vez que éstas se pronuncien, resolverá si la acepta o no en un plazo de tres días.

En el caso poco probable de que el magistrado aceptase plantear la cuestión de inconstitucionalidad, la sentencia quedaría en suspenso sine díe hasta que el Constitucional resolviera sobre la misma. Si la rechaza, después de estos 13 días, tendrá que dictar la sentencia, lo que retrasara la misma hasta la primera quincena de marzo.

La Fiscalía formuló una protesta contra la decisión del juez, al estimar que el planteamiento de este incidente procesal “no se ha realizado en la forma prevista” por la ley y anunció que recurrirá “por motivos estrictamente formales” porque hay casos en los que el Tribunal Constitucional ha desestimado una cuestión por no haberse planteado correctamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios