Denunciado en la Fiscalía de Málaga otro caso de 'bebé robado'

  • Una mujer dio a luz en el Carlos Haya en 1972 y le dijeron que el niño había muerto

La Fiscalía de Málaga recibió el pasado 31 de enero una nueva denuncia por un caso de bebé robado. La interpuso Joaquina Romero, una malagueña que tuvo un bebé en 1972 en el Hospital Carlos Haya que, supuestamente, murió y del que no hay documentación oficial. Romero relató ayer que vivía en Antequera y "vine a Málaga por casualidad porque mi marido estaba haciendo aquí la mili". Tenía 17 años y ya era madre de un niño de 15 meses. En esa visita a la capital empezó a sentir dolores y su tía la acompañó al Hospital Carlos Haya. Estaba de siete meses y se quedó en observación. No obstante, horas después dio a luz a un niño. "Tras el parto me enseñaron al bebé, vi que estaba vivo y se lo llevaron. Me dijeron que lo iban a limpiar y a meter en la incubadora. De madrugada llegó una enfermera y me dijo que el bebé había muerto sin darme mayor explicación", relata la mujer. Como en el resto de casos de supuestos bebés robados, ni a ella ni, al día siguiente, a su esposo le dejaron ver el cadáver del bebé. Romero advirtió a los médicos que no tenía seguro para cubrir el entierro del pequeño, "y me dijeron que no me preocupara porque ellos le darían sepultura".

Romero no sólo, teóricamente, perdió a su bebé sino que estuvo a punto de morir ella también ya que tras la intervención pasó varias semanas con fuertes dolores y fiebre alta. Sin embargo, le dieron el alta en el hospital el mismo día del parto. Al regresar a Antequera fue a su ginecólogo y descubrieron que le habían dejado parte de la placenta.

Pasaron las décadas pensando que su bebé, tal y como le habían dicho en el hospital, había fallecido. Sin embargo, tras ver en las últimas semanas las denuncias sobre bebés robados en los medios de comunicación y comprobar que las historias guardan una gran similitud con su caso, decidió investigar. No ha encontrado la partida de defunción del bebé en el Registro Civil ni el legajo de abortos. "No existe constancia documental de la inhumación de ningún feto o niño con esos apellidos", reza el texto oficial expedido por el Archivo Histórico de Málaga tras analizar todos los informes existentes entre 1965 y 1975.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios