Almonte

Detenidos siete jóvenes por destrozar una casa del Rocío en fin de año

  • Cuatro de los arrestados no alcanzan la mayoría de edad. Los daños perpetrados ascienden a 30.000 euros.

Comentarios 26

Agentes del Puesto de El Rocío, pertenecientes a la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva, han detenido a siete jóvenes, entre ellos cuatro menores de edad, como presuntos responsables de los daños causados en una vivienda durante las celebraciones de fin de año en El Rocío, daños que han ascendido a unos 30.000 euros.

Según ha informado la Benemérita en un comunicado, tras una larga investigación, que ha supuesto el interrogatorio de más de 25 jóvenes, la Guardia Civil ha podido dar por finalizadas las diligencias que se iniciaron tras unos incidentes producidos durante la noche del día 3 de enero pasado. En esa noche, un grupo de jóvenes que tenían alquilada una vivienda para festejar el fin de año en la aldea de El Rocío, produjo una serie de graves daños en el interior de la casa, que finalmente han ascendido a unos 30.000 euros.

Durante el día anterior, 2 de enero, el propietario de la casa situada en la calle Camino de Moguer, de la aldea almonteña, se presentó en la misma y acompañado por una patrulla de la Guardia Civil, pues había sido alertado de que se estaban produciendo daños en el interior de la misma.

Los agentes, que acompañaron al propietario, no pudieron acceder al interior para verificar el estado del inmueble, pues los jóvenes se negaron a facilitar la entrada. Ante esta situación, el propietario les indicó que, como el contrato verbal de alquiler acababa al día siguiente, cuando revisara la casa, no les devolvería la fianza de 400 euros si encontraba algún tipo de desperfecto.

Ante esta advertencia, un grupo de siete jóvenes de entre la veintena larga que se hallaba en el interior del domicilio, se dedicaron la noche siguiente a cometer todo tipo de destrozos. Algunas puertas del interior fueron arrancadas, presumiblemente a patadas; diversos muebles fueron quemados en la chimenea; rompieron electrodomésticos, e incluso se lanzó parte del mobiliario desde la planta superior hasta el patio interior, entre otros graves destrozos.

Al día siguiente, cuando los inquilinos ya se habían marchado, el propietario pudo acceder al interior de la vivienda, haciéndolo en unión de la Guardia Civil, que realizó una inspección ocular para inmediatamente comenzar a instruir diligencias por daños ocasionados.

Desde entonces hasta la fecha, y dadas las circunstancias del elevado número de testigos, así como que todos residen en la provincia de Sevilla, la investigación se ha dilatado por casi un mes, hasta la semana pasada cuando ya se da por cerrada la misma, con el resultado indicado.

La Guardia Civil ha instruido las correspondientes diligencias que, en unión de los detenidos, han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de La Palma del Condado y de la Fiscalía de Menores de Huelva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios