Educación dice que no se puede obligar al uso del uniforme a raíz del caso de los 'leggins'

  • La Junta recuerda que el ideario de los centros concertados no debe originar más gasto familiar

Comentarios 3

La Junta de Andalucía cree que los colegios concertados no pueden exigir el uso del uniforme. La Administración se posicionó ayer de esta manera tras la denuncia presentada en un juzgado de Málaga contra la dirección del colegio Teresianas por parte de una madre cuya hija fue sancionada por llevar leggins o un pantalón corto de chándal. Según la Junta de Andalucía, en estos centros educativos sostenidos con dinero público, y a pesar de que cuenten con su ideario propio, "no se puede exigir aquello que conlleve una contraprestación, carga o gasto de las familias sin contar con la voluntad de éstas".

En concreto, la Delegación de Educación en Málaga considera que "si bien los colegios pueden acordar medidas de carácter general, aprobadas por el consejo escolar, no se pueden acordar aspectos que conlleven una contraprestación económica familiar y que sea exigible para todos, puesto que así se contempla en los términos contractuales de los conciertos educativos, al establecer la gratuidad de la enseñanza".

La denuncia presentada por esta madre es por "acoso, coacciones y abuso de autoridad" hacia su hija, que recibió varios partes sancionadores por su vestimenta y a la que la dirección del colegio intentó impedir la asistencia a clase el día de dos exámenes finales.

Sin embargo, son bastantes los centros que obligan a sus alumnos al uso del uniforme o de la equipación deportiva, que venden las propias Ampas. Según Pilar Triguero, asesora de la Federación de Asociaciones de Padres, hay pocas quejas al respecto. Aunque, si las hay, los padres "no lo ponen por escrito por miedo a represalias" de los centros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios