Errores en la manipulación produjeron la salmonela de Cádiz

  • El informe de la Junta arroja que "prácticas de higiene incorrectas" contaminaron la tortilla

Comentarios 1

Una de las incógnitas por resolver era si los huevos para hacer la tortilla o su manipulación -o ambas cosas- provocaron la intoxicación masiva de 114 personas el pasado fin de semana. Ayer se disiparon muchas dudas. El mensaje fue demoledor contra el restaurante Grimaldi: "El número de casos es tan elevado que nos hace concluir que la tortilla estaba altamente contaminada debido a prácticas de higiene incorrectas". Para empezar, el SAS confirmó lo evidente. Los resultados de los análisis del laboratorio de Salud Pública confirmaron la infección por salmonela y dieron oficialidad al alimento al que la Junta no se atrevía a señalar. En efecto, la tortilla es el foco de infección de los afectados.

Las respuestas ofrecidas ayer por el SAS son provisionales pero en la búsqueda de culpables trascendió un dato importante: la salmonela vino de una mala manipulación por parte de los integrantes del establecimiento y no fue fruto de unos huevos tóxicos. "Hay valores elevados en los marcadores de higiene que indican manipulación inadecuada de los alimentos", confesó el delegado territorial de Salud de la Junta, Manuel Herrera. Tras varios muestreos, el origen de toda infección se identificó en la tortilla "en todas sus formas" y se descartó que hubiera anomalía alguna en los huevos que recibió el establecimiento.

El SAS comunicó que dos manipuladores del restaurante Grimaldi han dado positivo por salmonela. "Hay que definir si es a causa del consumo de los propios alimentos o pueden ser el origen porque sean portadores de la salmonela", detalló Herrera. Y añadió: "Una cosa es portador y otro enfermo. El portador es asintomático, lo que hay que saber es cómo manipula los alimentos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios