Génova permite a Sanz liderar el PP provincial y veta a Nieto y a Moya

  • El todavía líder popular en Jaén asegura que su renuncia se debe únicamente a la decisión del partido y no a su voluntad

Antonio Sanz podrá presentarse a la reelección como líder del PP en Cádiz pese a que es delegado del Gobierno en Andalucía. Sus homólogos en Córdoba y Jaén, José Antonio Nieto y José Enrique Fernández de Moya, correrán la misma suerte porque su condición de secretarios de Estado -de Seguridad uno y de Hacienda el otro- es incompatible con el liderazgo provincial del partido. Es la lectura que ha hecho el Comité Ejecutivo Nacional del PP de su nuevo reglamento, que establece que el puesto de presidente provincial sólo es compatibles "con cargos de representación en corporaciones locales y provinciales, en parlamentos autonómicos y el Senado".

La diferencia entre los tres casos, según Génova, radica en que el trabajo institucional de Sanz está en Andalucía; mientras que sus compañeros de Córdoba y Jaén deben desplazarse asiduamente a Madrid por su trabajo en los ministerios de Interior y Hacienda, respectivamente. José Antonio Nieto y José Enrique Fernández de Moya habían mostrado su intención de optar a la reelección, pero finalmente la dirección del partido no les ha concedido la excepción.

El presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, confirmó ayer desde Madrid la noticia y consideró "razonable" la "decisión" tomada por Nieto y Fernández de Moya, dados los puestos de responsabilidad que ocupan en el Gobierno. Aunque admitió que ambos "podrían seguir" al frente del partido en sus provincias Moreno ve lógico que se dediquen en exclusiva a las Secretarías de Estado que ostentan y para las que fueron nombrados por ser "buenos gestores" y por su "alta capacidad de trabajo".

No obstante, el todavía presidente del PP jiennense enmendó a su jefe autonómico al afirmar que "la única verdad" es que no ha renunciado. "A mí se ha aplicado la incompatibilidad de los estatutos", añadió Fernández de Moya. Cuestionado sobre las declaraciones de Moreno, se limitó a decir que el líder de los populares andaluces es "un hombre disciplinado, de partido" y acata "la instrucción" de Génova. La secretaria general del PP andaluz, Dolores López, estuvo ayer en la junta directiva del PP de Jaén presidida por Fernández de Moya y también valoró, a través de un comunicado el "paso al lado" del líder jiennense que él mismo desmintió después.

Quien no se pronunció fue José Antonio Nieto, aunque tiene previsto hacerlo para expresar su descontento. Fuentes del PP de Córdoba mostraron ayer su malestar por esta aplicación "arbitraria" de los estatutos. La jugada se interpreta como una estrategia de Juanma Moreno, que ha hecho valer su peso en Madrid y su respaldo por parte de Mariano Rajoy frente al sector más cercano a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, que incluye a Nieto. Quien también está enfrentado con la también secretaria general del PP es Javier Arenas, con quien se alinea el único presidente que podrá optar a la reelección, el gaditano Antonio Sanz.

La decisión molestó en Córdoba especialmente porque el PP provincial mostró su apoyo en bloque a Moreno en el congreso regional que lo reeligió como presidente. Se entiende como una traición en toda regla. La perplejidad se instaló ayer en el PP cordobés. Tal era la incredulidad que desde el partido restaban validez a la noticia, aunque no tuvieron más remedio que asimilar la situación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios