Fútbol Xerez CD 1-1 Lebrijana · CD Guadalcacín 3-1 Alcalá · CD Rota 0-2 Xerez Deportivo FC

IU quiere que la confluencia esté activa "cuanto antes", aunque no le pone fecha

  • La federación de reunirá a sus 300 asambleas locales en febrero para avanzar en su hoja de ruta

En IU quieren estar preparados haya o no adelanto electoral y, por ese motivo, pretenden darle un acelerón a la confluencia de izquierdas con la que aspiran a disputarle al PSOE la hegemonía que mantiene en Andalucía. Para lograrlo, se reunirán en las próximas semanas con toda organización o movimiento político y social que quiera formar parte de este proyecto. La idea es que la confluencia eche a andar "cuanto antes", dijo ayer el coordinador de la Comisión Colegiada de la formación, Ernesto Alba, quien presentó el plan de acción de IU para los próximos meses.

Este sábado será Antonio Maíllo quien explique las líneas maestras que seguirá la federación de izquierdas durante 2018 para desarrollar las decisiones que salieron de la XII Asamblea andaluza de IU, que se celebró el pasado otoño. La hoja de ruta pasa por llegar a los comicios de la mano de Podemos, pero también de "todos los agentes y actores políticos dispuestos a contribuir a construir una alternativa a las actuales fuerzas del régimen, que intentan resistir en el conservadurismo y en una Andalucía contra los trabajadores", dijo ayer Alba, que también es secretario general del PCA. En ese "espacio" IU aspira a incluir a los representantes de los conflictos sociales y laborales vigentes en el territorio como son las plataformas en defensa de la sanidad y las camareras de piso del sector hotelero, por ejemplo.

No hay fecha ni plazos cerrados, pero el próximo 10 de febrero IU celebrará un encuentro con las más de 300 asambleas locales que tienen en Andalucía "para fijar una hoja de ruta de unidad popular y de construcción de alternativa en Andalucía y de cara a los distintos hitos políticos de los próximos años". Para entonces, IU habrá presentado su nueva imagen corporativa, que suma al histórico logotipo uno nuevo, un triángulo rojo y la frase "la izquierda", con el objetivo de reforzar su proyección como entidad autónoma dentro de ese futuro movimiento político y social que aspira a armar para disputarle al PSOE el liderazgo en la región.

Alba también se refirió ayer al bloqueo que mantiene el Gobierno central a las negociaciones para reformar el sistema de financiación autonómica. El dirigente izquierdista cree posible que se llegue a un acuerdo entre los partidos regionales en el grupo de trabajo creado en el Parlamento para buscar una posición andaluza al respecto, pero eso será con la condición, según Alba, de que el PP-A "deje de ejercer como franquicia del ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro", y vele por Andalucía."La realidad es que hace un año que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se comprometió a que a lo largo de 2017 se iba a presentar un modelo de financiación y a día de hoy no existe", criticó el secretario general del PCA.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios