Insur esgrime inversión y solvencia para ser un referente a nivel nacional

  • La inmobiliaria sevillana repartirá un dividendo de once céntimos por acción con cargo a 2016

Comentarios 1

Grupo Insur (Inmobiliaria del Sur) está "convencido" de que se convertirá en un referente del mercado inmobiliario español en pocos años. Es uno de los ambiciosos objetivos que recoge su plan estratégico 2016-2020 y que, según presumió ayer su presidente, Ricardo Pumar, en la junta de accionistas celebrada en Sevilla, "va por buen camino". Su músculo inversor y solvencia financiera son los mimbres que posibilitarán ese gran salto.

Ante el escenario de recuperación que vive la economía española, y el mercado inmobiliario en particular, la compañía sevillana se ha marcado el reto de un fuerte crecimiento de todas sus áreas de aquí a tres años, un desafío que, a la luz de los resultados de 2016, primer ejercicio de ejecución del programa, "está en condiciones de alcanzar". Pumar quiso lanzar ayer este "mensaje de optimismo" a todos sus accionistas, a los que recordó que tienen "una gran imagen de marca y una excelente reputación por nuestro compromiso ético en los negocios; una gran solvencia financiera gracias a un limitado endeudamiento; y, lo fundamental, un gran equipo humano en todos los niveles".

La firma avanza en su diversificación geográfica con una intensa apuesta por Madrid y Málaga

El grupo calificó el año 2016 como de "concreción de la estrategia para los próximos ejercicios y de transición en los resultados, dado el largo periodo de maduración de las inversiones inmobiliarias". El encargado de realizar el desglose de las cifras fue el director general, Francisco Pumar. El negocio de Insur creció un 2,6%, hasta los 57,3 millones de euros, pero con desigual comportamiento de las distintas ramas. Así, la caída en la facturación de la áreas de promoción (-7,4%) y arrendamiento (-11%) contrastó con el incremento registrado en las actividades de construcción (+2.600%) y de gestión y comercialización (+114%). En consecuencia, el beneficio neto se vio resentido, cayendo un 30,9%, hasta los 3,9 millones de euros.

El directivo explicó que la actividad de promoción resultó afectada por el retraso en la obtención de licencias de primera ocupación que impidió la entrega de dos promociones ya terminadas y vendidas por valor de 25 millones: una en Sevilla (Edificio Puerta Amate II, un proyecto de 53 viviendas) y otra en Marbella (La Reserva de Los Naranjos, con 26).

Del lado del arrendamiento, el impacto negativo vino de la desocupación por parte de la Junta de 12.080 metros cuadrados que llevaba diez años alquilando en el Edificio Insur en la capital hispalense. "No obstante, a día de hoy podemos decir que ya tenemos más de 4.000 metros cuadrados recomercializados y que esperamos que todo el edificio esté ocupado de nuevo a finales de 2017", avanzó Francisco Pumar.

Durante la junta de accionistas celebrada ayer en Sevilla, los directivos sacaron pecho por "la capacidad del grupo para invertir en la actividad de promoción". Así, el desembolso realizado en 2016 fue de 35,6 millones en compra de solares y aportaciones a sociedades participadas para ese mismo fin. Durante los tres últimos ejercicios, la compañía ha aprovechado las oportunidades del mercado y ha comprado solares para la promoción de 1.800 viviendas y un parque empresarial en Madrid de 26.870 metros cuadrados. "Con estas inversiones, la firma ha adquirido gran parte de la materia prima necesaria para el cumplimiento del plan estratégico en actividad de promoción", enfatizó su presidente. "Estamos en el selecto grupo de cabeza a nivel nacional por inversión en promoción", recalcó el director general.

Asimismo, en 2016 se logró consolidar la estrategia de diversificación geográfica de la empresa, con importantes inversiones en Madrid, Málaga y Costa del Sol, "que sientan las bases para que en los próximos años la cifra de negocio se distribuya en términos equilibrados entre las tres áreas objetivo (Sevilla, Málaga y Madrid)", apuntó Ricardo Pumar. "Queremos ser un referente del sector inmobiliario a nivel nacional, con una posición de liderazgo en Andalucía y una posición consolidada en Madrid", añadió.

Los directivos también sacaron pecho por las joint ventures establecidas con terceros con la idea de diversificar riesgos, actividad y fuentes de financiación, tales como la alianza con BBVA para promover pisos.

Por último, en la junta general de accionistas se aprobó el reparto de dividendos. Se establecieron 11 céntimos por acción, de los que cinco ya se abonaron en enero, con lo que el próximo pago será de seis céntimos y se realizará el día 3 de julio. En total se repartirán 1,86 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios