OBITUARIO

Luis Angulo, un imprescindible en la abogacía granadina

Luis Angulo, un imprescindible en la abogacía granadina Luis Angulo, un imprescindible en la abogacía granadina

Luis Angulo, un imprescindible en la abogacía granadina

Luis de Angulo fue, ante todo, "un hombre cabal", según le recuerdan sus más allegados. El abogado y catedrático granadino, que falleció ayer en su ciudad natal a los 76 años, era presidente de honor de la Mutualidad de la Abogacía, que dirigió desde 1995 hasta 2016, y desarrolló una intensa labor a lo largo de su trayectoria que le llevó a una notable actividad en el mundo empresarial, participando en el consejo de administración de Puleva o en el Banco de Granada, además de tocar puntualmente la política cuando fue director general de Seguros en el Ministerio de Hacienda entre 1979 y 1982 cuando era su titular Jaime García Añoveros y UCD gobernaba la Transición en el país.

En el ámbito académico fue catedrático de Derecho Mercantil en la Universidad de Granada, presidente de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, y vocal nato del Consejo Consultivo de Andalucía, además de decano del Colegio de Abogados de Granada de 1985 a 1992 y pertenecer al Consejo General de la Abogacía Española. Como jurista, su gran legado es la Ley de Contrato de Seguro de 1980, lo que entre otros méritos le llevó a recibir galardones como la Cruz de Honor de San Raimundo de Peñafort (1982), la Medalla de Plata de la Universidad de Granada (1994), la Gran Cruz al Mérito en el Servicio a la Abogacía (2001) y la Medalla de Plata con Ramas de Palma al Mérito en el Seguro (2003).

Estrechamente vinculado a Granada, recogió en 2014 la Medalla de Oro de la ciudad.

Padre de tres hijos, también formó parte del patronato de distintas instituciones, como la Fundación Rodríguez-Acosta, lo que completa el perfil de un profesional riguroso que vivió uno de los momentos más felices de su vida cuando su ciudad le reconoció como uno de sus mejores hijos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios