PP y Ciudadanos amenazan al alcalde de Granada con una moción de censura

  • El relevo del socialista Francisco Cuenca está supeditado a la posible imputación de ocho concejales populares por el caso Serrallo

El Ayuntamiento de Granada podría tener a su tercer alcalde en el plazo de un año si se concreta el esbozo de moción de censura que ayer aventuraron el presidente del PP granadino, Sebastián Pérez, y el portavoz provincial de Ciudadanos, Luis Salvador, que denunciaron en una rueda de prensa conjunta la "deriva" y la "carmenización" del alcalde socialista Francisco Cuenca. El PP ya tiene a su candidata para asumir el mando antes de las próximas elecciones municipales, la concejal Rocío Díaz, mientras que Ciudadanos pone como primera condición que se aclare el panorama de los ocho concejales de la anterior corporación de José Torres Hurtado que podrían ser imputados en el marco del caso Serrallo, una lista en la que no figura Rocío Díaz, la actual portavoz de los populares. "No podemos dar un paso y que nos encontremos con estos concejales imputados, así que hay que tener tranquilidad", señaló el portavoz de C's.

Tanto Pérez como Salvador rehusaron en todo momento pronunciar la expresión "moción de censura" y poner una fecha concreta, aunque dejaron claro que, a su juicio, la ciudad vive la "agonía" de un "desgobierno absoluto. Existe la posibilidad de que quien ganó las elecciones sea Gobierno antes de 2019", señaló el presidente del PP de Granada. Salvador, por su parte, también subrayó como otro posible escenario para desalojar a Cuenca de la Alcaldía que se detecte "corrupción política" por la investigación de unos cursos de formación durante su etapa como delegado en la Junta. "O corrige el paso y pone una vela por su situación judicial o tiene un futuro bastante negro", señaló Salvador, quien admitió que los populares siempre fueron la primera opción para el gobierno de Granada. "El único responsable de que el PP no tenga en estos momentos la Alcaldía de Granada es el señor Torres Hurtado", defendió Salvador.

Con este escenario, en las que las dos formaciones suman 15 concejales, ambos negaron que vayan a gobernar desde la oposición haciendo uso de su mayoría en el Pleno del Ayuntamiento. Pero sí admitieron que la entente escenificada ayer en el Hotel Carmen significará una colaboración "estrecha". En el horizonte, la posibilidad de que Granada tenga su primera alcaldesa y, por otro lado, al regidor más breve de su historia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios