Barómetro Joly

El PP acrecienta la diferencia con el PSOE y lo deja a 10,2 puntos

  • Según el Barómetro Joly, el PSOE han perdido seis puntos con respecto al 28-F del año pasado.

Comentarios 109

El PP de Javier Arenas no sólo consolida una amplia ventaja sobre el PSOE del presidente andaluz, José Antonio Griñán, sino que la acrecienta. En esta ocasión, hasta alcanzar los 10,2 puntos de diferencia. Así lo indican los resultados del sondeo efectuado por la empresa Commentia para el Barómetro Joly, que se publica en esta ocasión con motivo de la festividad del Día de Andalucía, el 28-F. Aunque el Barómetro no adjudica escaños provinciales para el Parlamento andaluz, por lo que no indica si el PP obtendría la mayoría absoluta, el porcentaje de voto estimado para el partido de Javier Arenas -un 47,1%- es compatible con un escenario donde podría gobernar en solitario. En último término, esto va a depender del nivel de participación y del distinto comportamiento en cada una de las ocho circunscripciones.

La tendencia de los dos partidos mayoritarios en este último año -desde el 28-F de 2010 hasta el día de hoy- refleja bien que al PP le costó romper el empate técnico, pero a partir de ese momento se ha ido distanciando de los socialistas en cada uno de los barómetros estacionales. Hace un año, ambos partidos estaban empatados, pero los socialistas han perdido desde entonces seis puntos, mientras que el PP ha ganado casi cinco. La diferencia de 10,2 se debe, de esta forma, tanto a la pérdida de apoyos del Gobierno de Griñán como a las ganancias que obtienen los populares de Arenas.

El PP obtiene, de este modo, un 47,1% en estimación de votos, mientras que el PSOE llega al 36,9%. De seguir así, la situación se va pareciendo a la de las elecciones autonómicas de 2008, aunque a la inversa. En aquella ocasión, los socialistas, con Manuel Chaves de candidato, obtuvieron una mayoría absoluta con el 48,2%, mientras el PP se quedó en el 38,7%.

La situación de deterioro de las expectativas electorales del PSOE andaluz se deben a la acumulación de los años y de los malos datos económicos y, en especial, al desempleo, así como a las últimas medidas adoptadas por el Gobierno central. Esto es perceptible en otras preguntas del Barómetro Joly, algunas de las cuales dan cuenta de la notable desafección que el PSOE obtiene entre sus propios votantes. No obstante, ello no quita que el PP, por su cuenta, también mejora. Los socialista van a hacer frente en marzo de 2012 -cuando en principio están previstas las elecciones autonómicas- a unos comicios en los que existe un riesgo real de perder una comunidad autónoma donde gobiernan desde el año 1981. Que el deterioro socialista no pierde fuelle da cuenta que, con respecto al Barómetro anterior, que es de otoño de 2010, las diferencias entre ambos partidos se han incrementado en tres puntos: la distancia de 7,1 se ha transformado en una brecha de 10,2.

IU, el partido que lidera Diego Valderas, aumenta casi un punto sus expectativas de voto respecto al pasado 28-F. En la actualidad, IU tiene seis parlamentarios en la Cámara andaluza. El incremento de apoyos (ya alcanza el 8,5%) se puede deber a un trasvase de antiguos votantes socialistas. La federación de izquierdas podría convertirse en el socio de los socialistas en caso de que el PP no alcanzase la mayoría absoluta. Los andalucistas apenas suben unas décimas, llegan al 2,9%, aunque se quedarían en una situación similar a la actual: sin ningún parlamentario en la Cámara andaluza. El partido de Rosa Díez, UPyD, obtiene una intención de votos mínima, inferior al punto, por lo que sus apoyos han sido incluidos bajo el epígrafe de "otros". En el Barómetro Joly de octubre de 2009, UPyD llegó a mantener una estimación de votos mayor que la de los andalucistas.

El trabajo de campo se realizó entre el 9 y el 16 de febrero, cuando se habían hecho públicas las revelaciones del caso de los ERE de la Junta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios