El PP denuncia la existencia de una bolsa de enchufados en Empleo

  • La Guardia Civil detecta una posible contratación fraudulenta pagada por la Faffe

El PP denunció ayer la existencia de "un nuevo caso de corrupción" en Andalucía, en relación a la supuesta creación en 2003 de una "bolsa de enchufados" en la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social de la Junta, con Francisco Javier Guerrero al frente, cuyo personal habría sido contratado "con fondos de formación" abonados por la Fundación Pública Andaluza de Formación y Empleo, la extinta Faffe.

La secretaria general de los populares andaluces, Dolores López, aludió a un oficio de la Guardia Civil, notificado el pasado 5 de noviembre, donde se recoge que, según un informe elaborado por el Gabinete Jurídico de la Junta, "ha existido una supuesta concertación con terceros (la empresa UMAX Informática y Consultoría) para crear una plantilla al margen de los cauces legalmente establecidos y sin sujeción a los principios de publicidad, libre concurrencia, mérito y capacidad".

En el citado informe se hace referencia a un listado de trabajadores contratados por UMAX y que prestaban servicio en la Consejería de Empleo, concretamente en la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social en sus sedes de Sevilla, Almería y Málaga, destacando que ese personal "podría haber sido contratado por UMAX por indicación del señor Guerrero u otros cargos de la Consejería de Empleo sin obedecer, en ningún caso, a los principios de igualdad, mérito y capacidad exigidos".

También se recoge en el informe que Ulpiano Cuadrado Gómez, administrador único de UMAX, presentó un escrito con fecha 10 de noviembre de 2010 ante la Consejería de Empleo, en el que ponía de manifiesto que esta empresa ha venido prestando servicios para la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social desde 2003 y en el que denuncia impagos por parte de esta administración desde el año 2007, por un montante total de 1.550.514,67 euros, más los intereses de demora.

En relación a la información expuesta y a partir de las averiguaciones efectuadas por la Unidad Central Operativa del Grupo de Delincuencia Económica de la Guardia Civil sobre las operaciones comerciales efectuadas por Faffe, se han encontrado "varios puntos de conexión entre esta Fundación y UMAX, a través de los cuales se podría inferir que los salarios, podrían haberse costeado con fondos de la Faffe".

La propia Junta de Andalucía aseguró ayer que la denuncia presentada por la secretaria general de los populares andaluces se refuere a un caso "antiguo" que ya fue denunciado por la propia administración en enero de 2013. Según la Junta fue la entonces Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo la que abrió expediente y la que presentó una denuncia ante el fiscal jefe provincial de Sevilla sobre el caso por si era constitutivo de delito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios