El PP dice que no saber dónde acaba el fraude de los ERE provoca inestabilidad

  • El ex chófer de Guerrero presenta su recurso contra el auto de prisión de la juez Alaya

Comentarios 1

El secretario ejecutivo de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García-Hernández, aseguró ayer que "no se sabe dónde va a acabar" el caso de los ERE y advirtió que "eso es un factor de inestabilidad" en Andalucía. "Hay un proceso judicial abierto que no se sabe dónde va a terminar, con un caso de corrupción durísimo y tremendo, que no se sabe dónde va a acabar", declaró García-Hernández. Sobre la posibilidad que este caso pueda afectar al presidente en funciones de la Junta, José Antonio Griñán, respondió de forma lacónica: "Nunca se sabe". El dirigente popular no restó influencia a este escándalo en el resultado electoral del 25-M, cuya campaña, "muy dura", se vio a su juicio "enmarañada por ese proceso complicado de los ERE".

Por otra parte, Juan Francisco Trujillo, ex chófer del ex director general de Trabajo y Seguridad Social, Francisco Javier Guerrero, en prisión imputado por 22 delitos dentro de la investigación de los ERE fraudulentos, ha solicitado su puesta en libertad al entender que no existe riesgo de fuga y que tales delitos han prescrito. Su abogado, Antonio Aguilar, elevó el recurso de apelación ante la juez Mercedes Alaya, en el que recurre el auto de prisión dictado el día 21 de marzo por la magistrada al entender que supone "un grave perjuicio" para el encartado y es "contrario a Derecho", añadiendo que la juez le ha imputado una serie de delitos, hasta un total de 22, "en base a una calificación jurídica grosera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios