Salud pide al PP que deje trabajar a los negociadores de la 'subasta'

  • El SAS busca un pacto con los farmacéuticos para bajar el gasto público en medicinas

La consejera de Salud, María Jesús Montero, pidió ayer en Huelva a los grupos políticos, especialmente al PP, que dejen trabajar a los que están en este momento inmersos en la negociación con el Consejo de Farmacéuticos para mejorar el ahorro en el gasto público de medicamentos. La petición de Montero se produjo a raíz dede que el miércoles la portavoz en materia de sanidad del grupo popular en el Parlamento andaluz, Ana María Corredera, advirtiese de que el proyecto de subasta de fármacos, en el que está trabajando la Consejería de Salud y que persigue adjudicar por concurso público el suministro de principios activos a los fabricantes que ofrezcan mejores condiciones al SAS, "pone en jaque" la igualdad en el acceso a los medicamentos de los andaluces.

En declaraciones a los periodistas en el Hospital Vázquez Díaz de Huelva, donde se ubica la nueva Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Juan Ramón Jiménez, la consejera de Salud añadió un nuevo matiz al debate generado, dentro y fuera de Andalucía, en torno al proyecto de la Junta. Según Montero, el objetivo de esta medida es ofrecer a los ciudadanos productos farmacéuticos "con la misma calidad, pero produciendo un ahorro en las arcas públicas y también en el bolsillo de los ciudadanos, que se encuentra en crisis". Esto es, obtener mejores condiciones de compra supondría, además de un esfuerzo de gestión del presupuesto financiado por los impuestos , una ayuda a los ciudadanos para pasar mejor el mal trago de los apuros económicos, especialmente cuando tienen que aportar su copago (por lo general, del 40%) en las recetas al ir a la farmacia. Montero insistido en que todas las personas activas pagan un porcentaje de las medicinas, indicando además que es "conveniente crear fórmulas y mecanismos que nos permitan, con la misma utilidad, ofrecer el medicamento más barato". Estas cuestiones, según señaló la consejera, son "complejas y requieren un acuerdo", por lo que insistió en que los grupos políticos "dejen trabajar porque cualquier interferencia puede dificultar el acuerdo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios