Sánchez pone en manos de la militancia la construcción del PSOE del futuro

  • El ex secretario general recibe en Huelva el apoyo de miembros históricos del partido y de jóvenes afiliados

Pedro Sánchez saluda a sus seguidores, ayer en Huelva. Pedro Sánchez saluda a sus seguidores, ayer en Huelva.

Pedro Sánchez saluda a sus seguidores, ayer en Huelva. / josué correa

Llegó con un anuncio bajo el brazo. Pedro Sánchez pedirá este lunes mismo por carta a la gestora socialista que solicite la comparecencia de Rajoy en el Congreso para que hable sobre la presunta financiación ilegal del PP. También hubo píldora para Esperanza Aguirre, quien le ha mostrado al presidente del Gobierno "el camino de salida". Pero, más allá de los esperados y previsibles titulares nacionales, el acto que ayer protagonizó en Huelva el precandidato a la primarias del PSOE tuvo sus claves locales e internas.

Porque en el centro social de los Desniveles de la Orden, feudo histórico del partido no hubo cargos. Pero Sánchez estuvo muy arropado por jóvenes afiliados e históricos del PSOE onubense como Carlos Navarrete, secretario provincial hasta 1996; el ex alcalde de la capital Juan Ceada, o la ex candidata a la Alcaldía Manuela Parralo.

Sin querer hacer declaraciones a los medios previamente y al grito de "Pedro presidente", el precandidato avanzó por el atestado salón tras recibir la oferta de Navarrete de sentarse a dialogar para hablar sobre las raíces de "ese PSOE y de ese asentamiento de la democracia en la que ha volcado su vida".

Setenta y cinco minutos después de entrar en el salón, el precandidato tomó la palabra. A los onubenses les dijo que habrá un choquero en la dirección del PSOE si es elegido secretario general y aseguró que reivindicará los derechos de los agricultores y ganaderos de la provincia.

El ex secretario general del PSOE se mostró convencido de que los socialistas andaluces van a apoyar su proyecto y a "liderar el cambio que necesita PSOE" con un modelo de partido que "representa a "la candidatura de la militancia". Partidario de hacer de su formación "un canto de futuro y no un ejercicio de nostalgia", garantizó que en su partido la opinión de un secretario general valdrá lo mismo que la de un afiliado a la hora elegir a un candidato o de decidir sobre acuerdos postelectorales. No en vano, destacó que su opción reivindica "lo mejor de la historia del PSOE, para que la gente no sólo elija quién es su secretario general, o candidato a la alcaldía o a la comunidad, sino lo que quiere decir, y para que no se dé la ruptura del pasado 1 de octubre en el que el partido se abstuvo de espaldas a la militancia".

Tras dejar claro que su candidatura es "la de la militancia", Sánchez apostará por una ejecutiva "paritaria y tan a la izquierda como lo sean sus votantes" si resulta elegido. El ex líder del partido criticó que haya quien considere que el PSOE "se va a romper por seguir unido a sus valores" y a este respecto apuntó que "el discurso del miedo tiene el copyright de la derecha", así que "no copiemos discursos porque nosotros debemos abanderar el de la ilusión".

"Hemos pasado un otoño e invierno duro pero aquí está la primavera y vamos a hacer con nuestro voto que vuelva a florecer el PSOE", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios