Trasladados a Motril 93 inmigrantes que viajaban a bordo de dos pateras

  • Siete menores y cinco mujeres entre los ocupantes de las embarcaciones

Comentarios 2

Los ocupantes de una primera patera llegaron a Motril (Granada) bien entrada la madrugada de ayer. La embarcación había sido avistada horas antes a 21 millas de la costa granadina. Entre sus ocupantes, un total de 51, se encontraban cinco mujeres y un niño. La patera fue interceptada por la cámara del Servicio de Vigilancia Exterior (SIVE) al sur de la Rábita, y a ese punto se dirigieron efectivos del servicio marítimo de la Guardia Civil y de Salvamento Marítimo.

A su llegada al puerto de Motril, una vez que fueron atendidos por personal de la Cruz Roja, todos ellos se encontraban bien de salud, aunque algunos presentaban síntomas de agotamiento muscular debido al esfuerzo realizado durante la travesía. Todos los inmigrantes de esta patera, de origen subsahariano, pasaron a disposición de la Policía Nacional en el centro de acogida del puerto de Motril, donde permanecieron hasta su traslado a un centro de internamiento (CIE).

Los 42 inmigrantes que ocupaban la segunda patera detectada ayer llegaron al puerto de Motril pasadas las once de la mañana de ayer. Todos son de origen magrebí. La embarcación fue localizada cerca de la medianoche a unas ocho millas del litoral granadino, concretamente cerca del cabo Sacratif, zona a la que se dirigió la patrullera Río Aragón de la Guardia Civil para interceptarla. Entre los ocupantes de esta patera había hasta seis menores de edad. Todos se encontraban en aparente buen estado de salud cuando fueron atendidos por los saniterios del puerto de Motril.

Hace dos semanas ya fueron interceptadas frente a la costa de Granada otras dos embarcaciones, también en sábado. En aquella ocasión navegaban en una de ellas 36 inmigrantes de origen magrebí, mientras que en la segunda viajaban 51 inmigrantes subsaharianos, entre ellos dos bebés.

Precisamente sobre el Centro de Primera Acogida y Detención de Motril, el informe anual del Defensor del Pueblo español correspondiente a 2011 recoge que "no reúne las condiciones de mínima habitabilidad". La institución que dirige María Luisa Cava del Llano reclama desde hace tiempo el cierre de las instalaciones si no se acometen importantes mejoras, sobre todo la instalación de duchas y camas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios