Los andaluces suspenden al PSOE y PP y a sus dos líderes

  • La crisis pasa factura a ambos, aunque tanto Arenas como su partido están peor valorados que Chaves y el PSOE

Los andaluces suspenden por primera vez tanto al presidente Manuel Chaves como a Javier Arenas, así como a la labor desarrollada por el Gobierno y la oposición en un claro contexto de crisis. Según el Barómetro Joly Andalucía elaborado con motivo del 28-F, y realizado por el Instituto Commentia, los andaluces castigan a ambas formaciones si bien son el PP y su líder los peores valorados a pesar de estar en la oposición. Chaves consigue un 4,7, la misma nota que la labor de su Gobierno; mientras Arenas tiene 4,3 puntos, y la oposición apenas es valorada con un 4, se queda en un 3,9.

Un 5,1 fue la puntuación que los encuestados dieron hace cuatro meses al presidente andaluz en el Barómetro Joly Andalucía de octubre de 2008. Ahora le otorgan un 4,7. Y es la primera vez que suspende en esta legislatura y en los años transcurridos desde la aprobación del nuevo Estatuto. Chaves acusa así los efectos de la actual coyuntura económica, que también es palpable en otras de las preguntas de barómetro, donde los andaluces, de modo general, se muestran bastante precupados por la situación.

El castigo al presidente Manuel Chaves proviene de dos causas demoscópicas. La primera es la pérdida de confianza de un segmento concreto de población: los andaluces de entre 25 y 44 años, que son los más duros en su valoración, otorgándole un cuatro raspado. Sin embargo, los más jóvenes y los mayores son más benevolentes. Le dan 5,1, con lo que así equilibran la media, aunque no lo suficiente como para compensar la caída.

La segunda razón es más llamativa. Son los electores socialistas los que se vuelven más exigentes con Chaves. Y si el pasado otoño le daban un notable, con un 7, ahora rebajan esta puntuación hasta el 6,4, es decir 6 décimas menos. También sufre el castigo de los populares, que tasan su gestión de muy deficiente (2,6).

Una suerte parecida es la que corre Javier Arenas, aunque el líder de la oposición sufre un mayor deterioro, según los datos del Barómetro Joly Andalucía. Las mujeres y los jóvenes son también en este caso los que mejor nota le ponen, pero ni aún así logra acercarse a Chaves. Es más, aumentan las distancias. En octubre la situación de los dos líderes era de 5,1, en el caso de Chaves, a un 5, en el de Arenas. Ahora, el presidente le saca una ventaja de cuatro décimas, un 4,7 frente a un 4,3. Sin embargo, el PP está peor valorado que su líder, con un 3,9.

La ofensiva de los populares, basada en el mensaje de agotamiento del presidente y del proyecto socialista y la necesidad de un relevo político, parece no haber calado. Como le sucede a su rival, la razón está en el castigo de sus propios votantes.

Los que admiten votar al PP siguen aprobando a su líder, con un 5,4, pero son mucho más severos con Arenas que los socialistas con Chaves, a quien estos últimos otorgan un 6,4 -más que el 4,7 global, pero menos del 7 que le daban en octubre-. Sin embargo, los encuestados que optaron por el PSOE califican con un 3,8 al presidente de los populares andaluces, una nota mejor que la que dan los que se inclinaron por el partido opositor al presidente de la Junta (2,6).

Esta puntuación de Chaves y Arenas tiene su reflejo directo en la valoración del Gobierno y de la oposición. Los dos suspenden, pero con diferencias. La crisis debería hacer más mella en quien está en el Gobierno, pero no es así en el caso andaluz. Es el principal partido de la oposición el que más se resiente.

Mientras el Ejecutivo autonómico se queda a las puertas del aprobado, con un 4,7, el PP se estanca en un 3,9 y es porque son sus propios votantes los que no ven del todo buena su gestión, dándole incluso peor nota que la que conceden al propio Javier Arenas, por lo que, en prinicipio, no deja resquicio para que se cuestione su liderazgo.

Todas las provincias, a excepción de Huelva, suspenden la labor del Gobiermo andaluz. Los onubenses le otorgan un 5,1. En el lado diametralmente opuesto está Málaga, que le castiga con la calificación más baja (4,5), lo que viene a corroborar el asentamiento y la fortaleza de los populares en esta provincia.

Poco provecho, sin embargo, le está sacando el líder de IU, Diego Valderas, a su recuperado escaño en la Cámara autonómica y a su reelección como coordinador regional de la formación. Cuatro meses después del anterior sondeo, la valoración de Valderas sigue estancada. Tampoco consigue aprobar, incluso va a peor. Del 4,7 que obtuvo en octubre pasa a un 4,3 en febrero. Y aunque ahora logra sobrepasar la barrera del 50% de quienes le conocen (partía en el anterior barómetro de un 46%), no alcanza a situarse como tercer líder con mayor nivel de conocimiento.

En general, los andaluces sólo conocen de modo pleno a Chaves (98,8%), a Arenas (94,8%) y a la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez (75,6%). La otra ministra andaluza, la de Igualdad, Bibiana Aído, apenas es reconocida por un 36,9% de los consultados. Diego Valderas está muy lejos de ser un líder ampliamente conocido en Andalucía, su porcentaje se queda en el 53,3%.

Tras Chaves y Arenas, se sitúa Magdalena Álvarez. Con un dato de notoriedad del 75,6% y una valoración del 4,5 parece que no le han pasado factura sus polémicas intervenciones y la continua petición de dimisión por parte de la oposición. La ministra de Fomento sigue siendo bien valorada por los votantes socialistas y de IU, y si baja por debajo del aprobado, es debido el amplio rechazo que produce entre los votantres del PP.

Los consejeros del Gobierno son poco conocidos, y por lo general, como pasa con los líderes, apenas llegan al aprobado. Sólo hay tres alumnos aventajados entre los quince consejeros del Gobierno de Chaves. La titular de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, el de Agricultura y Pesca, Martín Soler, y la de Cultura, Rosa Torres, que son los únicos que logran aprobar con un 5, aunque estos sean conocidos por menos del 25% de los consultados. El resto del equipo suspende y el que peor nota saca es curiosamente uno de los hombres fuertes del Ejecutivo y el más conocido, el vicepresidente primero y consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías. Saca un 4,1. El vicepresiente ha estado en casi todos los gobiernos de Manuel Chaves y antes con José Luis Rodríguez de la Borbolla. Es el más conocido, con un 52,5%, pero el peor valorado.

Otro hombre clave en el equipo de Chaves, y más aún en estos tiempos de crisis, es el vicepresidente segundo y consejero de Economía, José Antonio Griñán, que apenas es conocido por un 27,6%. Algo parecido le sucede al titular de Innovación, Francisco Vallejo, que estaba llamado a tener un gran protagonismo durante la crisis. Pero esta oportunidad parece que tampoco la está aprovechando bien. Tanto Griñán como Vallejo han pasado del aprobado del Barómetro Joly Andalucía del mes de octubre al suspenso. Micaela Navarro es quien parece obtener mejor resultado, porque es una de las que aprueba y su conocimiento no baja del 20%.

Cuatro consejeros, los de Turismo, Gobernación, Empleo y Vivienda, están por debajo del 10% de conocimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios