Un coche sospechoso siembra la alarma en Motril

  • Tras establecerse un dispositivo de seguridad, los Tedax han descartado que el coche, aparcado junto al cuartel de la Guardia Civil, contuviese explosivos.

Los técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos (Tedax) no han detectado explosivos en el vehículo aparcado junto al cuartel de la Guardia Civil de Motril y se ha desactivado el dispositivo de seguridad que se había establecido en las cercanías.

Los efectivos de este grupo especializado han realizado una pequeña detonación en el vehículo, un turismo, y han comprobado que en él no había ningún tipo de explosivo, ha informado a los periodistas el responsable de la Comisaría de la Policía Nacional de Motril, Francisco Pérez.

En un dispositivo establecido conjuntamente entre la Policía Nacional y la Guardia Civil se había acordonado un perímetro de 150 metros en las cercanías y se había ordenado a los vecinos que cerraran las ventanas y no se asomaran a los balcones como precaución.

Las sospechas surgieron sobre las 14:15, cuando la propietaria del vehículo lo dejó mal aparcado a unos diez metros de la puerta del cuartel, en una zona de seguridad, y tras comprobar su matrícula se vio que correspondía a un coche de Guipúzcoa.

En ese momento se alertó a todos los cuerpos de seguridad y se inició al dispositivo, aunque finalmente se ha podido determinar que el coche procede de Palma de Mallorca y que hubo un error en las cifras a la hora de fabricar su matrícula y por ello coincidían con las de otro vehículo de Guipúzcoa.

Tras comprobar los Tedax que no había explosivos, ha llegado la propietaria al lugar, que ha alegado que no encontraba sitio para aparcar, y ha sido trasladada a la comisaría de la Policía Nacional para prestar declaración.

Pérez ha destacado el "dispositivo impecable" que se ha establecido y ha asegurado que, aunque "afortunadamente no ha sido nada", si finalmente se hubiera producido una explosión se habría evitado "que pudiera ocurrir cualquier desgracia".

El suceso ha tenido lugar en la avenida de Salobreña de la localidad granadina, una zona céntrica y muy transitada, por lo que se ha generado una gran alarma en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios