La consejera de Justicia dice que las críticas dan una imagen errónea

  • Naranjo dice que el sistema "se ha quedado ahí" mientras se hacían otras reformas urgentes

La consejera de Justicia, Evangelina Naranjo, aseguró ayer que "la Justicia funciona" y "sigue un proceso ordenado y riguroso", por lo que ha pedido "orden" a los que la critican porque están dando "una imagen equivocada al ciudadano".

Naranjo rechazó así "el despropósito de lo que esta ocurriendo y la imagen que se esta dando al ciudadano" con declaraciones públicas de los máximos representantes judiciales, incluido el presidente del Tribunal Superior andaluz, Augusto Méndez de Lugo, en el sentido de que la Justicia "no funciona" y de que hay que cambiar el sistema "en su totalidad".

Según Naranjo, el problema es que "en España en estos treinta años de democracia ha habido que ir atendiendo a lo urgente, y la Justicia se ha ido quedando ahí". Este retraso, según la consejera, supone que hay que "dar un repaso" y "modernizar" esta administración con nuevos órganos, más medios y más jueces, mejorar las infraestructuras, agilizar los trámites, tener aplicaciones informáticas "adecuadas a los tiempos que corren" y un nuevo modelo de gestión de la oficina judicial.

En el mes y medio que lleva de consejera, Naranjo asegura que todos los operadores jurídicos le han transmitido que "donde más se ha trabajado, avanzado e invertido en Justicia de España ha sido en Andalucía" desde que se transfirieron las competencias hace diez años. Eso "me congratula porque no partimos de cero", concluyó Evangelina Naranjo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios