Los convenios de cuidado informal para dependientes crecen un 27,6%

  • La comunidad andaluza mantiene en vigor 48.763 acuerdos individuales

La comunidad autónoma andaluza cuenta actualmente con un total de 48.763 convenios especiales firmados con cuidadores no profesionales en vigor, 48.728 obligatorios y 35 voluntarios, según los datos recabados por Europa Press. Esa cifra supone, respecto a estos acuerdos de contenido retributivo con cuidadores informales registrados el año pasado por estas fechas, un incremento del 27,6% . En aquel entonces, los registros hablaban de 35.277 convenios, más de un tercio del total nacional.

La cifra facilitada ahora supera con creces a los convenios firmados en otras comunidades. El dato no tendría más relevancia si la proporcionalidad de los números fuese atribuible al peso demográfico de cada región pero, en este caso, las cifras rompen ese sesgo a favor de Andalucía, ya que le siguen en este listado Cataluña, con 16.400 acuerdos, y la Comunidad Valenciana, con 8.541, cifras que rompen, a la baja, la proporción de convenios respecto al peso de la población.

El perfil de estos cuidadores no profesionales es fundamentalmente femenino (122.605 mujeres en toda España, frente a 7.767 hombres) y menores de 60 años.

Hasta el momento, pueden beneficiarse de los servicios ofrecidos por la Ley de la Dependencia las personas que sean reconocidas como dependientes en alguno de los siguientes grados y niveles: personas valoradas en el Grado III, niveles 2 y 1; personas valoradas en el Grado II, nivel 2; y personas valoradas en el Grado II, nivel 1. El Grado III o gran dependencia se establece cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental, intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal. Por otra parte, el Grado II (dependencia severa) se dicta cuando la persona necesita ayuda para realizar varias actividades de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador.

El año próximo entrará en funcionamiento el Grado I en su nivel 2 y en 2013 el grado I en su nivel 1, el último peldaño del sistema. El Grado I (dependencia moderada) se determina cuando la persona necesita ayuda para actividades de la vida diaria al menos una vez al día o tiene necesidades de apoyo intermitente o limitado para su autonomía personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios