La crisis amenaza con dejar La Línea sin procesiones

  • Las hermandades tendrán que decidir si desfilan sin vigilancia de la Policía Local

La grave crisis interna por la que pasa La Línea de la Concepción (Cádiz), con el conflicto de la Policía Local como uno de sus máximos exponentes, ha llevado al municipio a estar a punto de pasar a la historia como el primero en no celebrar las procesiones de Semana Santa. Si los pasos salen finalmente a la calle será de una forma "excepcional", según el término que empleó ayer mismo la alcaldesa, Gemma Araujo (PSOE).

Y si lo hacen, serán porque así lo decidió ayer el Consejo Local de Hermandades y Cofradías, que echó marcha atrás a su decisión inicial de suspender los desfiles "por la falta de efectivos de seguridad", derivada del impago de las nóminas municipales. En la plantilla de la Policía Local, que consta de 111 miembros, hay en la actualidad 52 agentes de baja, lo que hacía totalmente imposible la vigilancia y el control de las procesiones por las calles de La Línea.

Ante esta situación, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías optó por dejar en manos de cada una de ellas la decisión de salir a la calle. La rectificación del consejo se produjo después de que una manifestación espontánea de cofrades recorriera varias calles de la ciudad protestando contra la suspensión de las procesiones. El consejo emitió un comunicado, en el que muestra su solidaridad con los trabajadores municipales y con la plantilla de la Policía Local y en el que expresan que se han sentido "desamparadas y desasistidades por parte de todas las instituciones locales, provinciales y autonómicas".

Las dos cofradías de hoy confirmaron que harán la carrera oficial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios