No hay crisis en la solidaridad

  • 2.613 asociaciones participan en el VIII Congreso Andaluz del Voluntariado

¿La solidaridad está en crisis? Está claro que no. Un par de ejemplos: en las asociaciones de afectados por accidentes de tráfico trabajan como voluntarios veteranos accidentados, que llevan años pegados a una silla de ruedas por un accidente en la carretera y que prestan apoyo psicológico a víctimas recientes que tienen que superar un trance duro que ellos ya vivieron. En otras como Dace, de afectados por Daño Cerebral, los que sufrieron la enfermedad de forma más leve, echan una mano en el Centro de Día para sacar adelante a los enfermos más graves.

Son sólo dos casos de los muchos que podrán conocer quienes asistan este fin de semana en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla al VIII Congreso Andaluz del Voluntariado, en el que participan 2.613 asociaciones y delegaciones de toda Andalucía, con el fin de dar a conocer sus realidades e intercambiar experiencias. Durante dos jornadas se intercalan conferencias con la proyección de películas y documentales. La actividad del congreso se desarrolla durante dos jornadas, ayer viernes y hoy sábado.

A la jornada inaugural de ayer asistió el presidente de la Junta, José Antonio Griñán, quien destacó la importancia de la labor de los voluntarios, a quienes consideró "aliados" para superar la actual etapa de crisis. "El colectivo de voluntarios es un potente aliado para escapar de la importante etapa de crisis económica. En estos tiempos ellos saben aportar mayor creatividad, implicación y entrega, si cabe", aseguró.

El presidente andaluz elogió el lema del congreso, Compromiso y participación, e hizo una llamada a todos para que se impliquen en el movimiento voluntario. "Ser voluntario es una actitud ante la vida, una forma solidaria de relacionarse con el entorno y con los demás. El voluntario aporta su tiempo, sus valores y su trabajo para mejorar la realidad y con su acción contribuye a la igualdad de oportunidades para todos", comentó.

A su juicio, el voluntariado ayuda a "fortalecer y a hacer más Andalucía, a proyectarla hacia un futuro más justo y equitativo", y promueve "una nueva cultura cooperativa, basada en la corresponsabilidad, el diálogo y el trabajo en equipo".

La Consejería de Gobernación es la responsable de la organización de estas jornadas. Dentro del organigrama de la Consejería existe una dirección general de Voluntariado y Participación, que dirige Rosario Ayala, que ha vivido con gran entusiasmo los días previos a la celebración del congreso. "La verdad es que estamos muy satisfechos con la acogida que ha tenido el acto. Este año las inscripciones han sido más rápidas que nunca. En diez días se agotaron las plazas. Esperamos que el congreso sirva de reflexión para saber adónde vamos. Queremos que la gente participe en las actividades y viva el congreso intensamente. Este año destacamos dos actividades nuevas: el rincón del voluntariado, en el que personas voluntarias de distintas asociaciones dan a conocer su visión del voluntariado y una obra de teatro con actores sordociegos", apunta Ayala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios