Un 29,5% de electores del PSOE declaran que no lo votarán en las generales

  • Un cambio de candidato no alteraría la desafección de estos sondeados

Comentarios 6

Un cambio en la candidatura del Partido Socialista a la Presidencia del Gobierno no tendría demasiada influencia en el electorado. Al menos eso es lo que se deduce de las preguntas realizadas a los encuestados del Barómetro Joly publicado con motivo de este 28-F. Si bien el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba es el preferido para esa sustitución -tal como se indica en la página anterior-, sólo un 11,2% de los sondeados mantienen que podrían cambiar su voto en las elecciones generales si Zapatero no se presentase. Hasta el momento, el presidente del Gobierno no ha aclarado su futuro, pero los movimientos internos dentro del PSOE indican que eso se da por descontado, y que sólo falta saber el momento en que comunicará la decisión y el modo en que se elegirá el sucesor. Si hay más de un aspirante, habría que ir a unas elecciones primarias.

El sondeo realizado por Commentia para el Barómetro Joly sólo pregunta a andaluces, aunque, en este caso, el motivo de la cuestión sea de ámbito general.

Que un 11,2% de electores aseguren que podría votar a los socialistas si el candidato no es Zapatero debería de ser un dato concluyente en unas elecciones ajustadas. Sin embargo, hay un dato extremadamente preocupante para los socialistas y que arroja bastante luz de hasta dónde llega el nivel de desafección entre sus filas y la escasa consecuencia que podría lograr ese relevo.

Según los datos del Barómetro, un 29,5% de los sondeados que en marzo de 2008 votaron al PSOE en las elecciones generales aseguran ahora que no van a apoyarlo en las urnas con independencia de quien sea el cabeza de cartel. El porcentaje es muy alto, y posiblemente explique casi mejor que cualquier otro dato qué es lo que le está sucediendo a la estimación de votos del PSOE. Los efectos sumados de la crisis y el paro, las medidas adoptadas por el Gobierno e, incluso, la baja valoración que obtienen sus miembros habrían llevado, de materializarse este sondeo, a que los socialistas hayan perdido casi un tercio de su antiguo electorado.

Si a este 29,5% se le suma el de aquellos que no votarían a Zapatero entre sus filas (un 12,6%), da un resultado también muy significativo: un 52% de quienes votaron al PSOE podrían retirarle el voto. En el caso de los electores del PP, el resultado es contundente: el 95,6% no cambiará el signo de su papeletas en las urnas.

Por ese motivo, por la impresión también alojada en el seno del PSOE, se da por hecho que José Luis Rodríguez Zapatero no volverá a presentarse a las elecciones generales. De hecho, ésa era una de sus intenciones iniciales, estar sólo dos mandatos en el cargo. Ahora, parece que el cambio de líder es necesario, aunque un sondeo como este Barómetro Joly indica que quizás tampoco sea suficiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios