Andalucía

Los turistas españoles sostienen la ocupación hotelera en Andalucía

  • Las visitas nacionales hacen que las pernoctaciones bajen menos que en el resto de España · Los ingresos y los precios, sin embargo, caen por encima de la media

Comentarios 2

Andalucía ha salvado el mes de julio mejor que el conjunto de España, o al menos eso es lo que se deduce de los datos aportados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Eso sí, igual que sucede a nivel nacional, la tendencia es el descenso de viajeros. Si a la región llegaron en julio del año pasado 1.625.000 turistas, en el mismo mes de este año han sido 1.589.622, es decir, un 2,2% menos. En el conjunto de España el dato es peor: ha dejado de venir un 4,8% de turistas.

Igual ocurre con las pernoctaciones hoteleras, termómetro bastante fiable de la salud por la que atraviesa el sector. Mientras que las algo menos de 33 millones registradas en España suponen una disminución del 5,5%, las algo más de 5.200.000 en Andalucía sólo significan un crecimiento negativo del -2,4%, la mitad.

La principal causa de este mejor comportamiento es que el sur es un destino preferente para el turismo nacional. Es precisamente el viajero español el que ha hecho de paracaídas ante una crisis motivada por la acentuada caída del turismo extranjero. A diferencia del dato nacional, donde las pernoctaciones de españoles han bajado un exiguo 0,1%, en la región aún siguen creciendo, en concreto un 4,6%. Es un dato relevante si tenemos en cuenta que el 24,3% de los españoles elige Andalucía como destino. Sólo Cataluña tuvo un mejor comportamiento interanual, con un ascenso, en la llegada de españoles, del 6,1%.

Incluso el turismo extranjero registra un descenso menor: 7,6% en Andalucía frente al 9% nacional. En esta estadística, la comunidad que más ha sufrido ha sido Canarias, con un desplome del 15%. Sin embargo, Baleares, que acapara casi el 40% del turismo extranjero, cayó por debajo de la media (un 6,9%), al igual que Cataluña (6,8%). En el conjunto de España alemanes y británicos siguen siendo los principales mercados, con el 57% de todas las visitas. La crisis y el cambio de la libra provocaron que la caída del turismo de las islas (11,5%) fuera mayor que la del alemán (9,5%).

Es cierto que en Andalucía la crisis en el turismo se está sintiendo menos en cuanto a visitas, pero hay que tener en cuenta dos variables más: los precios y los ingresos, y ambos bajan. De media, un hotel en Andalucía cuesta un 5,9% menos que el año pasado, y eso contando con que ya en 2008 los precios bajaron un 1,5%. La caída a nivel nacional es muy similar (6%), aunque, eso sí, el año pasado subieron un 2,2%.

El de los ingresos también es un dato negativo. En los últimos tres años, o crecen menos que la media o caen por encima. En 2007 subieron un 2,3%, y ya en 2008 acusaron un leve descenso del -0,3%. Este año ya ha bajado hasta el -4,8%, dos décimas más que la media española. Paradójicamente, en términos comparativos el comportamiento del sector hotelero andaluz ha sido mejor que en los dos años anteriores, ya en los dos últimos ejercicios los ingresos en el conjunto del país crecieron el doble que en la región.

En cuanto a plazas hoteleras, en julio se cubrió un 61,7%. En Andalucía fue del 59,41%, lejos de Baleares (81,5%) y por detrás de Cataluña (67,1%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios