El fiscal pide 4 años para un nieto de Franco acusado de pegar a su novia

  • Jaime Martínez Bordiú agredió a su pareja sentimental tras una discusión, según la víctima

El fiscal del Juzgado de violencia sobre la mujer número 4 de Barcelona pide cuatro años y nueve meses de prisión para Jaime Martínez Bordiú Franco, nieto del general Francisco Franco, acusado de los delitos de coacciones, malos tratos y amenazas a su novia, Ruth Martínez.

La vista por este caso se celebrará la próxima semana en un juzgado de Barcelona, ya que la víctima reside en la capital catalana, aunque los hechos denunciados ocurrieron el 21 de agosto de 2007 en un hotel de la localidad de Mijas.

La víctima, que sufrió lesiones que tardaron cinco días en curar, ha renunciado expresamente a cualquier indemnización que le pudiera corresponder, según se indica en las conclusiones provisionales de la fiscal. Los hechos son constitutivos, según la fiscal, de los delitos de coacciones, por el que solicita una pena de dos años de prisión, otro de malos tratos, por el que pide nueve meses, y un tercero de amenazas, por los que demanda dos años más de cárcel.

Además, pide que se imponga al acusado la prohibición de acercarse al domicilio, trabajo o cualquier otro lugar en el que se encuentre Ruth Martínez a una distancia no inferior a mil metros, además de no comunicarse o relacionarse con ella por un periodo de tres años por cada uno de los delitos.

Los hechos que se juzgarán sucedieron en una habitación de hotel de lujo de Mijas, cuando Jaime Martínez Bordiú y su pareja sentimental iniciaron una discusión que finalizó con una agresión, según el relato del ministerio fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios