'Caso Marta del Castillo'

El fiscal y los padres de Marta reclaman un nuevo juicio

  • La abogada de Miguel Carcaño pide que se rebaje la condena, al estimar que el crimen de Marta fue un homicidio y no un asesinato porque no hubo "alevosía sorpresiva".

Comentarios 7

Un nuevo juicio y ante otros magistrados o incluso un jurado popular. Éstas fueron las opciones que la Fiscalía y la acusación particular que ejercen los padres de Marta del Castillo plantearon este miércoles a los magistrados del Tribunal Supremo encargados de revisar la sentencia de la Audiencia de Sevilla que condenó a 20 años de cárcel a Miguel Carcaño por un delito de asesinato y absolvió a los otros tres acusados. 

En la vista celebrada en la sala de lo penal del Tribunal Supremo para revisar el fallo, el fiscal Fernando Sequeros y el abogado de los padres de Marta, José María Calero, solicitaron al Alto Tribunal que anule la sentencia dictada en enero pasado por la Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla, que absolvió de encubrir el crimen al hermano de Carcaño, Javier Delgado, a su novia María García y al que fuera amigo íntimo del asesino Samuel Benítez. Las acusaciones solicitaron que se ordene la celebración de un nuevo juicio por un tribunal que no esté "contaminado", aunque la familia de Marta pidió que, en lugar de un juicio ante un tribunal profesional, se encomiende a un jurado popular la repetición de la vista oral. 

El Ministerio Público y los padres de la joven consideran que los jueces de la Audiencia de Sevilla realizaron una incorrecta valoración de las pruebas, lo que llevó al dictado de una sentencia "gravemente errónea y arbitraria". El fiscal hizo hincapié en que Miguel Carcaño incrementó "de forma innecesaria y cruel" el dolor de los padres de Marta al ofrecerles inicialmente esperanzas de que su hija podría estar viva, y posteriormente ofreciendo "erráticas" versiones de los hechos. Por ello, el fiscal reclamó que se le imponga a Miguel Carcaño el pago de los 616.319,27 euros que supuso el coste de la búsqueda del cuerpo, al estimar que ese gasto fue provocado por Carcaño con sus cambios de versión respecto a lo que hicieron con el cuerpo. 

La madre de Marta, Eva Casanueva, confió en que el Tribunal Supremo sea "coherente" y emita un pronunciamiento "agradable" para la familia. "Me parecería una injusticia que estuvieran todos en la calle y nosotros todavía buscando a mi hija sabiendo que la han asesinado", aseveró Eva Casanueva a su salida del Alto Tribunal. La madre de Marta añadió que prefiere "no toparse" a los acusados, aunque sí explicó que se ha encontrado con "algún testigo" que declaró a su favor. 

Antonio del Castillo, padre de Marta, pidió que "se haga Justicia" en este caso y que de esta forma "no tenga que volver a salir más a la calle" para solicitar esta actuación de los tribunales y confió en que "la Justicia se tenga en España", en alusión al "paso definitivo" que supondría acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos en el supuesto de que no se modifique la sentencia. 

Frente a los planteamientos de la Fiscalía y de los padres de Marta, las defensas de los tres acusados que fueron absueltos solicitaron la confirmación de la decisión de la Audiencia de Sevilla, al criticar el "error" en el que incurren las acusaciones por hacer una valoración propia de los hechos que declaró probados el tribunal. 

La abogada Paloma Pérez Sendino, que defiende a Miguel Carcaño, pidió una rebaja de al menos cinco años de la sentencia, al considerar que el crimen de Marta fue un homicidio -que se castiga con un máximo de 15 años- y no un asesinato, porque no hubo "alevosía sorpresiva" en el golpe con el cenicero. La letrada entiende que la víctima tuvo tiempo de percibir la agresión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios