En estado grave un niño de dos años herido en un incendio en su casa

  • El pequeño tiene quemaduras en el 15% del cuerpo y necesita ventilación, mientras que no se teme por la vida de la madre, también herida. El suceso se produjo cuando un cachorro de bóxer acercó al brasero la ropa de la mesa camilla mientras jugaba.

Un niño de 2 años y su madre, una joven de 21 años, han resultado heridos en el incendio registrado en su vivienda, en Granada capital, según han informado  fuentes del centro de coordinación 112 y de los bomberos.

El siniestro ha tenido lugar sobre las 9:30 horas en una casa ubicada en la tercera y última planta de un bloque de la calle Pintor Soriano Quirós, hasta donde se desplazaron efectivos sanitarios y de los bomberos, que han sofocado el fuego.

Como consecuencia del incendio un niño de 2 años y su madre, los únicos ocupantes de la vivienda en ese momento, han resultado heridos y trasladados al Hospital Maternal de Granada, en el caso del menor, y al Hospital de Traumatología, en el caso de la mujer.

Según han informado fuentes sanitarias, el niño, que sufre quemaduras en el 15% del cuerpo, permanece ingresado en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos pediátrica, donde recibe ventilación porque también sufrió inhalación de humos.

Su madre, cuya identidad no ha sido facilitada, sufre quemaduras en la cara y las manos y ha sido sometida a un preoperatorio por si tuviera que ser intervenida quirúrgicamente, según las fuentes, que precisan que no se teme por su vida.

En el incendio también ha resultado herida leve por inhalación de humos otra mujer que ha sido atendida en el Hospital Ruiz de Alda, de donde recibirá el alta en las próximas horas, y un hombre, ambos vecinos que acudieron en auxilio del menor ya que la madre salió al exterior de la casa en demanda de ayuda para poder sacar a su hijo.

El fuego, que se inició en el comedor, pudo originarse por la acción de un brasero después de que un cachorro de raza bóxer aproximara, mientras jugaba, la ropa de la mesa camilla a la fuente de calor, según ha informado en una nota la Policía Nacional.

El animal murió como consecuencia del incendio, que ha afectado al comedor de la vivienda, mientras que el resto de las habitaciones también han resultado dañadas por la acumulación del humo, así como un piso colindante, según los bomberos, que no han tenido que evacuar el edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios