Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Un juez imputa a una mujer por la sobredosis de su hijo de 14 años

  • El menor fue hallado inconsciente tras consumir cocaína, marihuana, anfetaminas y otra sustancia estupefaciente

El informe realizado por los médicos del hospital Clínico de Málaga era contundente: un menor había consumido cocaína, marihuana, anfetaminas y otro estupefaciente. A sus 14 años de edad había sufrido una sobredosis con pérdida de conciencia que obligó a su hospitalización. El aviso de los facultativos abrió una investigación policial que ha concluido con la imputación de la madre por un presunto delito de abandono. Los testimonios recabados aseguraban que el chico pasaba mucho tiempo solo y que en ocasiones acudía a casa de los vecinos para poder comer.

Según fuentes judiciales, la mujer, D.M.L., ha sido imputada por un supuesto delito de abandono de su hijo y ya ha sido citada para declarar ante el juzgado que instruye las diligencias.

El caso de este menor se conoció el pasado fin de semana. Un vecino de la Avenida de la Luz en Málaga capital, donde reside la familia, lo encontró desmayado. Trató de reanimarlo, pero éste no respondía a los estímulos, por lo que decidió trasladarlo rápidamente al hospital Clínico, donde ingresó en Urgencias.

La analítica completa realizada por los médicos revelaron que el joven había consumido cocaína, marihuna, anfetaminas y otra sustancia estupefaciente, de la que no trascendió el nombre. El diagnóstico era evidente: sobredosis.

El joven quedó hospitalizado y se le comenzó a aplicar un tratanmiento acorde con un cuadro de politoxicomanías. Al tratarse de un menor, los facultativos dieron aviso a la Policía Local de Málaga. Una patrulla se desplazó hasta el centro sanitario y recabó los primeros datos de lo acontecido. Posteriormente, la investigación recayó sobre el Grupo de Escoltas, Menores y Atención Ciudadana (Gemac) del citado cuerpo.

Los investigadores comenzaron a realizar pesquisas y comprobaron que la sobredosis sufrida por el chico era la consecuencia de un entorno familiar poco apropiado. Los testimonios recabados informaban de que éste acudía a casa de los vecinos para pedirles que le diesen de comer "porque en su casa no había alimentos".

Además, constataron en los archivos policiales que el menor se había visto envuelto en varias intervenciones por hurto y circulación con vehículos para los que no tenía los permisos pertinentes.

Las fuentes consultadas explicaron que D.M.L. se negó a declarar en dependencias policiales, aunque se le acusó de un delito de abandono por supuestamente no proporcionar a su hijo los cuidados necesarios. Lo que sí se ha descartado momentaneamente es que las sustancias consumidas por éste perteneciesen a su progenitora. Un juzgado se ha hecho cargo del caso y la mujer ha sido citada a declarar. La Fiscalía de Menores también investiga los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios