Un joven de 23 años muere en Málaga tras intentar mediar en una pelea

  • La Policía busca a los autores de la agresión, que fue grabada por una cámara de seguridad

La calle en la que se produjo la agresión mortal. La calle en la que se produjo la agresión mortal.

La calle en la que se produjo la agresión mortal. / M. H.

Un joven de 23 años de edad falleció ayer en el Hospital Clínico de Málaga tras ser agredido en la madrugada del jueves al viernes en una calle del centro de Málaga. Pablo P., que celebraba su 23 cumpleaños, fue golpeado, según apunta la investigación, tras intentar frenar una pelea entre individuos a los que, al parecer, había llamado la atención y que no conocía. La agresión fue grabada por una cámara de seguridad de una sala de fiestas y las imágenes ya están a disposición de la Policía.

La grabación recoge el momento en el que la víctima recibe dos puñetazos en la vía pública por parte de un hombre que le ataca por detrás y, al caer al suelo, se golpea la cabeza. A continuación, según indicaron varios testigos a los agentes, también le propinaron patadas. Los investigadores tratan de esclarecer si uno de los presuntos responsables es un trabajador del sector de la hostelería. Serían al menos dos las personas supuestamente implicadas en la agresión, ocurrida en la calle Convalecientes, una zona del centro de la ciudad cuyos vecinos han denunciado en reiteradas ocasiones el ruido y las continuas peleas que se registran. A falta de los resultados que arroje la autopsia que hoy se le practicará, la hipótesis que se contempla es que el joven falleció al día siguiente como consecuencia de uno de los golpes que sufrió y que le llevó a entrar en parada cardiorrespiratoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios