La oposición de Chiclana dice no al plan de ajuste y agrava aún más su situación

  • Socialistas y el partido de los defensores de las viviendas ilegales se oponen al PP

El Ayuntamiento de Chiclana se enfrenta a una grave situación después de que no prosperara en el pleno el plan de ajuste que se celebró en esta localidad debido al voto negativo del PSOE y el PVRE (formación en defensa de las viviendas ilegales). El PP, que gobierna en minoría en Chiclana, lamentó profundamente la actitud "sin sentido" de los socialistas y en especial de su portavoz, José María Román, a los que acusa de "dinamitar" los intereses de la localidad. La delegada de Hacienda, Ascensión Hita, expresó su decepción y reprochó al PSOE que "no mire por Chiclana", al tiempo que instó a esa formación a dejar de lado "la política del no por el no, sobre todo en temas económicos que afectan a los intereses de todos los chiclaneros".

El voto en contra del PSOE "hace peligrar la liquidez del Ayuntamiento", advirtió Hita, puesto que las condiciones para el pago de proveedores se tornarán más duras ahora. El Ayuntamiento tendrá que depender de las asignaciones a través de la PIE (Participación de los Ingresos del Estado) y de los ingresos a través de los impuestos municipales. "Obviamente, resultará más duro para todos por culpa del voto negativo del PSOE".

La propuesta de ajuste del PP consistía en el pago de 42 millones a proveedores en diez años y otros dos de carencia a bajo interés. También garantizaba el pago de las nóminas de los funcionarios y la municipalización de servicios, así como una bajada del sueldo de los ediles del PP hasta el 20% a lo largo de este mandato. El rechazo a su plan ha supuesto un varapalo y "un acto de irresponsabilidad" por parte de los socialistas. Los populares tendrán que evaluar hasta qué punto puede ocasionar repercusiones negativas en la ciudad. El gobierno local pedirá una cita con el Ministerio de Hacienda.

Las voces críticas contra la actitud de la oposición crecen cada día que pasa entre el empresariado local, que llegó a reunirse con Román antes del pleno para intentar convencerle sin éxito de la necesidad de respaldar este plan de ajuste, y que ahora ve peligrar el cobro de los 42 millones de euros que les adeuda el Consistorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios