La oposición estrecha el cerco al presidente del Parlamento por la campaña del 'no ni ná'

La oposición no se da por satisfecha con las explicaciones dadas hasta la fecha por el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, sobre la contratación de la campaña del 4-D, Orgullo andaluz, también conocida como la del no ni ná, adjudicada a la empresa madrileña El Cañonazo Trasmedia, en la que trabaja un sobrino suyo. El grupo de Podemos es el que ataca con más virulencia: pide su dimisión y solicita el apoyo de los demás grupos para presionar a Durán a que deje el cargo.

El secretario de Comunicación de Podemos Andalucía, Pablo Pérez Ganfornina, consideró ayer "intolerable" que Durán saliera "indemne" de un asunto "que avergüenza a todos los andaluces".

Por su parte, el PP pedirá en la Mesa del Parlamento toda la documentación, al considerar que en lo que se les ha entregado faltan muchos informes, "bien porque no existen o bien porque no quieren darlos", por lo que espera que "no se fabrique a posteriori". "Es un contrato exprés, a dedo, sin informar a la Mesa y que al parecer estaba apalabrado antes de la adjudicación", denunció ayer la secretaria general del PP, Loles López, quien cree que "el trabajo estaba hecho antes" de firmarlo.

En paralelo, Ciudadanos (C's) ha solicitado la comparecencia del presidente del Parlamento para informar acerca del procedimiento seguido en la adjudicación del contrato. Según C's, esta solicitud responde a lo que "siempre hace" esta formación, "pedir explicaciones antes de adoptar cualquier decisión". El presidente y portavoz del grupo parlamentario de C's, Juan Marín, ya dijo que su partido "no tiene duda de la legalidad" del contrato, pero dejó claro que, en caso de que en la documentación que se presente al respecto haya algún tipo de irregularidad, pedirían "sin duda" responsabilidades a Durán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios