Los datos de 1.000 pacientes serán la base del proyecto andaluz de terapia personalizada

  • Tres empresas, dos centros de investigación y la Consejería buscan soluciones al cáncer

A finales del pasado mes de diciembre, la Consejería de Salud anunciaba su colaboración en un proyecto de gestión de datos para ajustar perfiles clínicos y genéticos de pacientes con cáncer a las opciones terapéuticas disponibles en función de su respuesta a la medicación.

La iniciativa cuenta con una financiación mínima de siete millones de euros, gracias fundamentalmente al apoyo del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial del Ministerio de Ciencia e Innovación. El objetivo es obtener, en el plazo aproximado de tres años, algoritmos que relacionen la información procedente, por ahora, de un millar de pacientes de cáncer, relativa a datos claves de tipo clínico, de expresión génica y de marcadores moleculares,con las diversas opciones de tratamiento disponibles y así diseñar planes terapéuticos personalizados en función de esos datos. Ayer, el máximo responsable del proyecto, Carlos Cordón-Cardo, describió las líneas maestras de este consorcio junto a la titular andaluza de Salud, María Jesús Montero. En la iniciativa, denominada TradionP, participan la empresa Althia, de la que Cordón-Cardo es director científico, la biotech granadina Lorgen y la multinacional Indra, proveedor de la Junta en proyectos de la envergadura de la historia clínica digital. Además, están presentes los centros de investigación Genyo de Granada y Príncipe Felipe, de Valencia. La información para utilizar en el análisis bioinformático saldrá del Registro de Cáncer de Granada (de la Escuela Andaluza de Salud Pública), la Red de Banco de Tumores de Andalucía y los hospitales granadinos San Cecilio y Virgen de las Nieves.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios