Los padres de Bretón acuden por primera vez a la concentración

  • Los abuelos de los niños, acompañados de su hijo Rafael, no realizaron el recorrido completo al venirse abajo

Los abuelos paternos de los niños desaparecidos, Antonia Gómez y Bartolomé Bretón, quisieron ayer participar por primera vez en la manifestación convocada por la familia materna para pedir el regreso de Ruth y José. Los padres de José Bretón estuvieron acompañados en todo momento por su hijo Rafael, quien se encargó de tranquilizarlos desde su llegada a las puertas de la iglesia de los Trinitarios.

Bartolomé y Antonia, que el pasado viernes confirmaron su presencia a esta nueva movilización, aparecieron en la plaza del Cristo de Gracia pasadas las 16:45. Con lágrimas en los ojos y con evidentes signos de nerviosismo, los abuelos quisieron mantenerse al margen, sin querer hablar a los medios de comunicación que no paraban de captar imágenes de su presencia.

Alrededor de ellos se generó una gran revuelo, ya que muchos curiosos comentaban entre sí su asistencia. Pero, finalmente la presión y los gritos que acusaban a su hijo de ocultar la verdad pudieron con ellos. Pasados 20 minutos desde el comienzo de la concentración, Antonio y Bartolomé decidieron volver a su casa, situada en la zona de La Viñuela.

Los padres de José Bretón en ningún momento acudieron al encuentro con la madre de sus nietos, Ruth Ortiz, quien se encontraba a la cabecera de la concentración. Ante la presencia de sus suegros, Ruth no quiso hacer ningún comentario, aunque recalcó que "a unos pocos no les interesa que se sepa la verdad, aunque yo siempre los seguiré buscando". Su portavoz, Esther Chaves, insistió a su vez en que en este nuevo encuentro "deben estar aquellos que quieran encontrar la verdad, pues los demás sobran".

Durante los últimos meses la madre de José Bretón ha defendido en diversas ocasiones la inocencia de su hijo, ya que, según su opinión, "él sería incapaz de hacer mal a nadie y menos a sus hijos". La abuela además ha asegurado ante las cámaras de televisión sentirse muy mal por todo lo que está ocurriendo, aunque confía en que todo esto salga bien. "Mi hijo es una malva, siempre se ha portado muy bien con nosotros. No puede hacer mal a nadie", aseguró Antonia.

Los abuelos de los pequeños cada domingo visitan a José Bretón en el Centro Penitenciario de Alcolea, junto a su hija Catalina, que ayer no quiso acudir a la concentración.

En ninguna de estas visitas los abuelos han querido hablar ante las cámaras, aunque personas cercanas a la familia han asegurado que se encuentran viviendo un "auténtico calvario" y que incluso su salud se ha visto resentida desde la desaparición de sus nieto. No obstante, con su última aparición han querido mostrar su deseo de volver a ver a sus nietos Ruth y José.

Antonia y Bartolomé en todo momento han colaborado con la Policía Nacional, que investiga el caso, e incluso han acudido hasta los juzgados para prestar declaración ante el juez para darle su versión de lo que ocurrió el fin de semana del 8 de octubre, cuando desaparecieron sus nietos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios