El número de personas tratadas por adicciones en Andalucía desciende un 7%

  • El alcohol es la sustancia que provoca más ingresos en los centros especializados, por delante de la cocaína y el cannabis

Un total de 19.303 personas fueron tratadas por drogodependencias o por adicciones comportamentales en 2016 en Andalucía, lo que supone 1.485 personas menos que en 2015. Destaca sobre todo el descenso en el número de ciudadanos atendidos por consumo frecuente por cannabis -1.224 menos que el año anterior- y el alcohol, con 477 tratamientos menos.

Esta bajada se produce a partir de la entrada en vigor de la disposición adicional quinta de la Ley de Seguridad Ciudadana por la que los menores de edad son los únicos susceptibles de solicitar suspensión de sanciones administrativas a cambio de someterse a tratamiento.

La Consejería de Igualdad y Políticas Sociales detectó también aumento del 2% en las admisiones por heroína y la sustancia conocida como rebujao, que es una mezcla de heroína y otras drogas como la cocaína. La Administración argumenta que la subida se debe a readmisiones en ocho de cada diez casos y no a nuevos consumidores.

El porcentaje de mujeres admitidas a tratamiento en alguno de los 117 centros de la región fue del 16,9% si se cuentan todas las categorías incluidas en el registro. En ninguna de ellas suelen alcanzar el 20%, excepto para el caso de los hipnóticos y sedantes donde suponen el 50,7% de las admisiones y en adicciones comportamentales distintas al juego, con el 34,3%.

Sobre las sustancias que más admisiones a tratamiento motivaron, el alcohol siguió siendo la primera en 2016, con un 30,9%, mientras que el cannabis pasó el año pasado al tercer lugar con el 17,1%, pese a era la segunda en el número de admisiones los tres últimos años. En 2016 la segunda sustancia más consumida por los ingresados fue la cocaína, con el 23%. Por provincias, respecto a 2015 se detectó, en general, "estabilidad" en el número de admisiones a tratamiento por los distintos tipos de sustancias.

Del total de las personas que recibieron tratamiento, 561 fueron menores, 80 casos menos que en 2015, siendo el cannabis la droga principal en el 83,8% de las admisiones. Los tratamientos por consumo de cocaína disminuyeron, pasando del 1,8% al 1,1% por ciento, al igual que por alcohol, que pasaron del 2,6% al 1,6%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios