fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

La presa del Andévalo está inoperativa a los cuatro años de su inauguración

  • Los agricultores de la comarca onubense esperan desde 2004 el inicio de las obras de construcción de las conexiones que llevarán el agua a 10.000 hectáreas de regadío

Con presupuesto pero sin fecha. Esa es la situación actual de la mayor parte de las conexiones que llevarán el agua desde la presa de la comarca onubense del Andévalo hasta las 10.000 hectáreas de regadío que está previsto poner en carga en la zona del Andévalo Occidental. Cuatro años después de la inauguración de la citada presa y seis meses tras su incorporación efectiva al sistema hidráulico de la provincia, los agricultores siguen esperando un agua que aún tardará unos años en llegar.

La infraestructura fue inaugurada el 13 de enero de 2004 después de casi cuatro años de obra. Con sus 600 hectómetros cúbicos de capacidad se convertía en el mayor pantano de Huelva para la puesta en regadío de 10.000 hectáreas. La cifra estaba prevista en el plan del Andévalo Fronterizo, declaradas de interés general de la comunidad autónoma a finales de 2003 para paliar los problemas socioeconómicos de la zona.

Sin embargo, esa transformación en regadíos todavía no se ha hecho realidad, a falta de la aprobación definitiva del Plan de Transformación de la zona regable del Andévalo Fronterizo y de la construcción de las conducciones necesarias para distribuir el agua. Para llevar el agua hasta los campos son necesarias dos obras: la denominada toma de la presa, a cargo de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, y las conexiones entre la balsa de regulación y las agrupaciones de regantes. Ninguna de ellas ha comenzado todavía para desesperación de los agricultores.

La primera de ellas consiste en una impulsión desde la presa que elevará el agua hasta la balsa del Cabezo del Pasto, una zona alta de la comarca, desde donde se distribuirá a través de diferentes conducciones tanto a la población como a los regadíos. El Consejo de Ministros autorizaba la contratación de la obra a mediados del pasado año y la Confederación la adjudicaba poco después. Con un presupuesto de casi 18 millones de euros, la empresa adjudicataria está finalizando el proyecto y se espera que a partir del mes de abril puedan comenzar las obras. Mientras tanto, la Agencia Andaluza del Agua habrá culminado la construcción de una estación de tratamiento de agua potable que servirá para que los pueblos del entorno puedan utilizar el agua de forma directa.

En el caso de los regadíos, la llegada del agua requerirá una obra mayor. La Consejería de Agricultura es la encargada de construir las conducciones desde el depósito de regulación hasta las arquetas de las agrupaciones de regantes, para que estos se hagan cargo posteriormente de las tuberías hasta cada uno de los campos. Toda esta infraestructura se recogerá en el Plan de Transformación del Andévalo Fronterizo, pero está pendiente de la evaluación de impacto ambiental. La aprobación supondría el pistoletazo de salida para las obras, que culminarían en la puesta en regadío de esas 10.000 hectáreas.

Según explica el presidente de la comunidad de regantes del Andévalo Fronterizo, Juan Antonio Millán, aunque ese Plan aún no esté aprobado, la comunidad y la Junta "ya han estado trabajando en los anteproyectos de las conducciones, para acelerar los trámites". La financiación para la puesta en regadío de gran parte de las hectáreas ya ha sido concertada por las administraciones central y autonómica. Quedarían 2.000 hectáreas que, como señala el también alcalde de Cartaya, "podrían incluso cubrirse con los presupuestos que ya están aprobados". En la zona del Ministerio se encuentran algunos regadíos que ya se han puesto en funcionamiento a pesar de carecer aún de agua de la presa, alentados inicialmente por la inauguración del embalse y sin esperar el retraso de las conducciones de agua.

En esta situación de espera se encuentran numerosos agricultores de 17 municipios onubenses, aquellos que fueron incluidos inicialmente en la declaración de interés general antes de que el Plan de Transformación delimite los perímetros de riego concretos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios