Los psicólogos dicen que el relato de la mujer de Del Valle es "aprendido y artificial"

  • Su declaración, en la que inculpa a Rosa del Valle, "no da argumentos sólidos, no justifica plenamente todas las conductas ni motivos por los que achaca las culpas a su cuñada".

Comentarios 1

Un forense del Instituto de Medicina Legal de Sevilla que realizó un examen psicológico a Isabel García, mujer de Santiago del Valle, cuando estaba ingresada en Sevilla II, ha precisado que el relato que ésta hace inculpando de todo lo sucedido a su cuñada, Rosa del Valle, es "aprendido y artificial".

Ya entonces, en diciembre de 2008, Isabel exculpaba de todo lo sucedido a su marido, y echaba las culpas a su cuñada, como ocurrió en la primera sesión del juicio, y que lo hacía de forma "espontánea" pero "no daba argumentos sólidos, no justificaba plenamente todas las conductas y motivos por los que achacaba las culpas a su cuñada".

Asimismo, diagnostica un "menoscabo leve" de su capacidad volitiva por esa influencia que tiene de su marido o "no poder vivir sin él" pudiendo tener "cierta influencia sobre su voluntad", hasta el punto de asegurar que la ve como una persona con "capacidad de fabular por defender a su marido".

"Isabel, en ese momento, es una persona muy sugestionable por su marido y debido a la relación peculiar que tiene y al cuadro clínico que padece entiende que pueda ser capaz de hacer mucha de las cosas que su marido le pidiera y, además, tiene recursos intelectivos suficientes para entender, de motu propio, que una situación le puede beneficiar y ayudar a su marido", ha indicado.

El forense ha apuntado que ve a su marido como "un amigo" y a su cuñada como "una enemiga" y a partir de ese momento "hago cosas que lo beneficien y hago o digo cosas contra mi cuñada que es la persona que puede entorpecer mi relación con mi marido".

Sobre los hechos, ha manifestado que hablaba de ellos con "desapego emocional" y que "espontáneamente" dijo frases de lo que había sucedido, llegando a precisar, con respecto a las penas que merecían los que acaban con la vida de alguien accidentalmente, que "si un niño lo tienes agarrado y se te cae" la pena ha de ser menor.

La séptima jornada se retomará esta tarde con la declaración de cuatro profesores universitarios que participaron en la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios