¡'Rock'n'Roll'!

Manuel J. Lombardo / SEVILLA | Actualizado 20.02.2012 - 07:20
Share
El cine español de 2011 ha arrojado unas cifras de 14,1 millones de entradas vendidas, 93 millones de euros recaudados en taquilla y un 15,3% de cuota de mercado, y casi todas gracias al éxito arrollador de Torrente 4, filme-franquicia paradójicamente ninguneado por los académicos que ha mantenido casi por sí solo los cimientos de una industria en permanente estado de crisis a la que los Goya intentan rescatar cada año de su mala prensa con una buena dosis de promoción y glamour patrio.

Los Goya se han debatido tradicionalmente entre la ratificación de nuestro mejor arsenal autorial (Saura, Almodóvar), el reconocimiento a los hijos pródigos de la industria que garantizan la continuidad de la profesión (Trueba, De la Iglesia, Amenábar) o la apuesta puntual por la sorpresa (El bola, Solas), las tendencias de temporada (Los lunes al sol, Te doy mis ojos) e incluso lo minoritario (La soledad, Pa negre) como demostración de pluralidad o simple buen ojo a la hora de detectar talentos o trazar caminos de futuro.

Los de este año se debatían una vez más entre el sello de autor (La piel que habito), el cine de género francotirador o con vocación internacional (No habrá paz para los malvados, Blackthorn, Eva, Intruders, Mientras duermes) y la tendencia, ésta sí más asentada, a revisar la historia reciente bajo el molde del melodrama para despertar conciencias y generar debate político (La voz dormida).

Triunfó la sensatez, la seriedad y la cordura, ya que la cinta de Enrique Urbizu, descenso a las entrañas de la corrupción y la violencia, aquí y ahora, bajo las formas de un thriller cortante, preciso y depurado, confirma no sólo a un cineasta mayor poco apreciado hasta ahora por el gran público, sino una posible tendencia que tiene en el cruce entre la crónica realista y los moldes genéricos (y pienso también en Celda 211 o en la serie de TV Crematorio) una vía revitalizadora que reconduzca a los espectadores a las salas en tiempos de deserción masiva y cambio de paradigma en los modos de consumo.
1 comentario
  • 1 Siempre tarde 20.02.2012, 11:13

    Los Goya llegan siempre tarde a todo: Villaronga y ahora Urbizu, más de 20 años haciendo buenas películas sin reconocimiento alguno, salvo de la crítica. Anquilosados y caducos, habría que aireárlos de una vez por todas. González Macho dimisión.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo o discriminatorio.

Nuevo comentario
Estrenos de la semana

Los protagonistas de 'Perdiendo el norte'.

Pie de foto

Vente a Alemania (otra vez)

Tal como ya hiciera en los 70, el cine español vuelve a leer en clave cómica la emigración con 'Perdiendo el norte', uno de los títulos que llegan a la cartelera.

Una imagen de 'Star Wars, el despertar de la fuerza'.

Pie de foto

El cine de 2015 en ocho claves

Volverán 'Star Wars' y 'Parque Jurásico', Amenábar y Medem... Será un año de 'best-sellers' y de cuentos. Y brillará Julianne Moore.

A sus 84 años, Jean-Luc Godard propone en 'Adiós al lenguaje' una experiencia poética y sensorial apoyándose en las técnicas de 3D.

Pie de foto

El caso Godard: ¿adiós al 3D?

La cinefilia anda revuelta con el estreno de 'Adieu au langage' de Godard sin su formato original en 3D. Exhibidores y distribuidores se culpan mutuamente del fiasco y el espectador sale perdiendo.

Festival Iberoamericano 2014

Toda la informacion del certamen

SEFF 2014

Toda la información del festival

Festival de Málaga 2014

Crónicas, imágenes y noticias del evento