fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

Caja Rural de Córdoba abre una línea de financiación de 10 millones para pymes

  • El acuerdo permitirá a las empresas, avaladas por Suraval, créditos en condiciones óptimas

Las pymes que cuenten con el aval de la Sociedad de Garantía Recíproca Suraval se beneficiarán de una línea de financiación abierta por Caja Rural de Córdoba, dotada con diez millones de euros para créditos que se formalicen en 2011. Las pequeñas empresas podrán solicitar el aval para acceder a esta línea de crédito para operaciones financiación de activos fijos, reestructuraciones financieras y activo circulante y las acogidas al convenio suscrito con el Instituto de Crédito Oficial.

El director comercial de Suraval, Ignacio Rodríguez de Cepeda, y el director de negocio de Caja Rural Córdoba, Rafael Zurita, suscribieron ayer el convenio, que especifica que el importe máximo de las operaciones que se podrán avalar será de 750.000 euros, con un plazo máximo de devolución de 15 años, en las operaciones de financiación de activos fijos y reestructuraciones financieras, y de cinco años, en las de activo circulante.

Con este acuerdo "se da respuesta a uno de los principales problemas con que se encuentran las pymes a la hora de acceder al crédito, que es la necesidad de ofrecer garantías suficientes a las entidades financieras", según informaron ambas entidades.

"Esas garantías serán aportadas por Suraval", apuntó Rodríguez de Cepeda, quien consideró que con el convenio suscrito con la caja de ahorros "se refuerza el compromiso de apoyo al tejido productivo y la voluntad colaboración en el esfuerzo común de ofrecer las soluciones financieras que necesitan las pymes, sobre todo ahora, en un momento de adversidad económica y financiera".

Suraval trabaja con más de 6.500 pequeñas y medianas empresas andaluzas, dispone de un riesgo vivo superior a los 256 millones y sus recursos propios son de 27 millones de euros.

Éste es el primer acuerdo al que llega Caja Rural de Córdoba después de que el pasado 1 de febrero aprobase su unión al proceso iniciado por las cajas Rural Extremadura y del Sur en el Sistema Institucional de Protección (SIP) Ibérico para lograr mayor dimensión, solvencia y eficacia. Las tres cajas ya aseguraron que la medida servirá para preservar y fortalecer las entidades ante los posibles escenarios continuados de subida de la morosidad y bajada de márgenes, así como ante las exigencias de socios y clientes y de los mercados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios