Las granadinas ganan un 24% menos de salario anual que los hombres

  • En las tareas de mayor cualificación la diferencia es del 22%, mientras que en las profesiones de menor cualificación, la desigualdad puede llegar hasta el 30%

En Granada, la retribución media de los hombres es de 22.108,57 euros anuales, frente a los 16.808,65 euros de las mujeres, un 24% menos, lo que supone 5.306,10 euros menos al año de media. En cuanto a las ocupaciones, las diferencias salariales entre mujeres y hombres se incrementan a medida que desciende la cualificación profesional. Así, en las de mayor cualificación la diferencia es del 22%, mientras que en las de menor cualificación la diferencia sube hasta el 30%.

Por sectores de actividad, en la industria las mujeres ganan un 30% menos que los hombres, en la construcción un 7% menos y en los servicios hay un 23% de diferencia. En cuanto al tipo de contrato, las mujeres ganan un 23% menos que los hombres cuando tienen contrato indefinido, mientras que la diferencia salarial de las trabajadoras se reduce a un 17% cuando el contrato es por tiempo determinado.

Así lo ha denunciado Mercedes Martín, secretaria de Igualdad y Mujer de UGT Granada, que considera que las razones de esta brecha salarial de género son variadas. Van desde la sutil discriminación que sufren las mujeres en el mercado laboral, como es el caso de los procesos de segregación que las sitúan en los puestos más bajos y con menos prestigio social de la jerarquía del empleo, hasta la manera en la que se estructura el salario, que hace que sean los hombres lo que cobren determinados pluses (antigüedad, nocturnidad, flexibilidad, peligrosidad...) que no perciben las mujeres. Por otro lado, según afirma Martín, todavía existen la permanencia de roles y estereotipos de género que impiden el desarrollo profesional de las mujeres en el mercado de trabajo en toda su plenitud.

La representante sindical cree que el gran reto para eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres pasa por la realización de una valoración de puestos de trabajo desde la perspectiva de género que incentive la igualdad laboral entre mujeres y hombres. Y para ello es necesario, tal y como UGT defiende en todos los convenios colectivos y planes de igualdad que negocia, que se incluyan cláusulas en las que se regule la igualdad retributiva (en tablas y complementos salariales), y se adopten medidas para detectar y corregir las posibles diferencias o desigualdades salariales, en su más amplio sentido. UGT demanda, asimismo, modificaciones legales para reforzar el papel de la negociación colectiva en la lucha contra esta lacra social.

Por último, ha recordado que las mujeres tienen que trabajar 418 días, es decir un mes y 22 días más, para tener el mismo salario que perciben los hombres en un año (365 días). Por eso, el Parlamento Europeo, en noviembre de 2008, eligió el 22 de febrero como Día Europeo de la Igualdad Salarial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios