cine

"Donald Trump tiene que estar muy contento con mi personaje"

  • Pedro Pascal, conocido por sus papeles en 'Narcos' y 'Juego de tronos', se suma al elenco de 'Kingsman' en la segunda entrega de la serie.

Pedro Pascal, durante la presentación de la película en Madrid. Pedro Pascal, durante la presentación de la película en Madrid.

Pedro Pascal, durante la presentación de la película en Madrid. / Efe

Pedro Pascal es uno de los protagonistas de Kingsman: El círculo de oro, la secuela de la exitosa cinta de espías basada en los cómics de Mark Millar que de nuevo dirige Matthew Vaughn, donde da vida a Whiskey, uno de los agentes secretos estadounidenses. Un auténtico cowboy americano, con todos sus clichés, interpretado en este caso por un actor de origen chileno, algo que -reconoce con ironía- tiene que haberle gustado mucho al actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Ojalá que esté super contento con el personaje... O super triste. Que un inmigrante, un refugiado de Chile sea el vaquero de Kingsman 2", dice con sorna para después impostar una sonora risa. Su personaje, Whiskey, forma parte de los Statesman la agencia norteamericana que colaborará con los Kingsmen en esta nueva aventura.

En el filme, Pascal comparte cartel con Taron Egerton, que vuelve a dar vida a Eggsy, el joven protagonista de la primera entrega, Channing Tatum, Mark Strong y con "cinco ganadores del Oscar", presume orgulloso.

Kingsman: El círculo de oro cuenta con la presencia de Colin Firth, Julianne Moore, Halle Berry, Jeff Bridges y Elton John, que recuerda Pascal, ganó el Oscar a la mejor canción original en 1995 con Can you feel the love tonight, el tema central de El rey león. "Fue un rodaje increíble. Tuve que hacer mucho trabajo mental para dejar a un lado la impresión de estar con un elenco como éste y conseguir dar el nivel en mis secuencias con el látigo y el lazo", apunta Pascal, que reconoce que tuvo que entrenar muy duro para las muchas escenas de acción que protagoniza en la película.

"No tengo yo mucho talento con esos juguetes", confiesa el intérprete chileno, que también apunta que, a pesar de haber participado en otras superproducciones como La Gran Muralla y en series de gran magnitud como Narcos y Juego de tronos, la secuela de Kingsman es el proyecto más disparatado en el que se ha enrolado. "Es sin duda alguna la producción más loca en la que he participando. Es lo que hace Matthew Vaughn, nuestro director, su estilo es llevar el entretenimiento hasta el límite", apunta.

Un entretenimiento que, como actor, está dispuesto a seguir explorando tanto en la gran pantalla, donde le esperan nuevos proyectos -"el próximo sin bigote", ha adelantado- como en la pequeña pantalla. "Estamos viviendo una época de oro en la televisión y ser parte de eso con Juego de tronos y Narcos me llena de orgullo", afirma Pascal, que cree que las producciones cinematográficas existe un nicho por explotar en el que se siente muy cómodo. "Ese espacio muy grande que hay entre el cine independiente hecho con muy poca plata y esas películas enormes de Marvel", detalla. "Me encantaría que el cine volviera al término medio, esas películas que tengan ese tipo de personajes que se ven ahora en las series de televisión", sentencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios